Juecismo finge prudencia y reta a Bischoff

Miguel Ortiz Pellegrini convocó ayer de urgencia al bloque de legisladores juecista (y afines) que preside, después de escuchar a Eduardo Bischoff exigir la renuncia del gobernador Juan Schiaretti si declara la emergencia económica.
Bischoff sorprendió a todos cuando, quizás mal dormido, fue entrevistado por Miguel Clariá, a primera hora de la mañana, por Cadena 3. En la nota, el legislador aumentó poco a poco el vigor de sus palabras hasta llegar a pedir que, eventualmente, Schiaretti abandone la Casa de las Tejas. Luego, su jefe político, Luis Juez, pidió aire a la misma radio para descalificar a su legislador.

En la reunión con los demás legisladores del Frente Cívico y Social (en realidad faltaron algunos del interior que no llegaron para honrar la sorpresiva convocatoria) Bischoff debió hacer su penitencia. Dijo que admitía su culpa por excederse en sus afirmaciones, que una cosa lo llevó a la otra y que no quería convertirse, en definitiva, en un promotor de la destitución de Schiaretti.

En la entrevista, el legislador afirmó que Schiaretti "se tiene que hacer cargo de estos diez años de gobierno" y que "el gobernador tendrá que dar un paso al costado, tomar licencia hasta que termine el mandato y que alguien con sentido común se haga cargo, reúna a todos los técnicos y arbitren las necesidades para superar la crisis».

Bischoff recordó que hace pocos meses, es decir antes de las elecciones del 28 de junio, el discurso oficialista era muy distinto. Señaló, y es cierto, que el ministro de Finanzas, Angel Elettore, había dado "una información totalmente diferente" a los legisladores sobre la situación económica de la Provincia.

«Schiaretti es contador y no puede sorprenderse en 30 días y utilizar un instrumento que va a dinamitar la economía de toda la provincia», puntualizó en relación con la declaración de la emergencia con la que amenaza el gobernador.

"La Legislatura a regañadientes le dio la posibilidad de emitir los bonos del Banco de Córdoba para colocarlos internacionalmente, y si declara la emergencia eso va a ser de imposible colocación», enfatizó.

Posteriormente, le recomendó al gobernador que cite "a los técnicos de las universidades para evitar entrar en una situación de emergencia económica, más aún cuando la Nación está haciendo todo lo posible para volver al plano internacional».

Las declaraciones de Bischoff, aunque explosivas, calzan justo en los manuales expresivos del juecismo. El propio Juez, se sabe, no es un diplomático, y hasta puede recordarse que después de perder la elección de setiembre de 2007 no dudó en esmerilar a Schiaretti con la falsa denuncia de fraude, y que la anterior conformación del bloque juecista pidió el inicio de un juicio político contra el ex gobernador José Manuel de la Sota.

Pero Juez ahora finge prudencia, y Bischoff olvidó el detalle. Por eso, el jefe del Frente Cívico lo puso en caja subrayando que sus declaraciones son "individuales".

Respuesta

El presidente del bloque Unión por Córdoba, Daniel Passerini, sostuvo que lo que dijo Bischoff es una "barbaridad".

Y agregó: "El nivel de incoherencia que tiene la gente del Frente Cívico me deja anonadado. La Provincia de Córdoba está reclamando que le paguen lo que le deben para afrontar los compromisos, un buen cordobés y alguien con responsabilidad debería ponerse a disponibilidad de lo que la provincia necesita, no merecería ni una respuesta".

Comentá la nota