"Los jueces tienen que controlar al poder político".

Para disertar sobre "La relación entre la prensa y la Justicia" ayer estuvo en San Juan el periodista, abogado y docente de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Adrián Ventura.
El profesional criticó la presión del Gobierno Nacional sobre los medios, dijo que nota una mayor apertura de la Corte hacia la sociedad y dio algunos claves para mejorar el diálogo entre jueces y periodistas.

-¿Cómo está la relación entre la prensa y la Justicia?

-En los últimos años fue mejorando un poco, sobre todo en la Corte Suprema. Venimos de un Poder Judicial muy desprestigiado, de cortes que a lo largo de décadas le dieron la razón al gobierno de turno. Pero la Corte actual, y creo que es porque al Gobierno le salió mal la idea, fue cobrando alguna independencia respecto del poder político y está recobrando una buena imagen.

-¿Cuál es el mayor reclamo que se les hace a los jueces?

-Me parece que es el de la inseguridad, porque la gente espera la solución de ellos, aún cuando no todos tienen que ver con el tema. Pero la inseguridad tampoco es un problema de las jueces. Tiene que ver con corrupción política, la organización policial y con muchos otros factores que exceden a los jueces.

-¿Por qué al Gobierno le salió mal esto de intentar tener una Corte adicta?

-Porque Carmen Argibay y Lorenzetti mostraron más independencia...

-¿Y la intención del Gobierno era otra?

-Parece que sí. De todos modos, la Justicia sigue siendo un sector muy desprestigiado del poder a nivel federal. En parte porque la gente les reclama a los jueces respuestas que ellos no pueden dar. Y en parte por la falta de percepción de los jueces de la necesidad de darles una respuesta a los problemas. El juez no tiene por qué fallar como la gente quiere, pero sí tiene que resolver. En la medida que los jueces no adviertan que tienen que controlar el poder político van a seguir padeciendo en parte ese desprestigio.

-¿Ha mostrado la Justicia mayor apertura coincidente con los avances en las comunicaciones?

-Creo que sí. Esta apertura se ha dado en los últimos cuatro años, con la llegada de Lorenzetti a la Corte, que fue quien vio la necesidad de acercar la Justicia a la gente. Los jueces no se dan cuenta de que hay que mostrarse. Hay técnicas para comunicar lo que hacen los jueces y también hay técnicas para que el Poder Judicial soporte las críticas cuando corresponde que la sociedad critique al juez.

-¿Podría ser ese el instrumento para revertir la imagen de desprestigio que han tenido los jueces durante muchos años?

-Sí, por lo menos para hacerlos más transparentes, humanos, bajarlos del pedestal, hacerlos menos dioses. Creo que la Justicia tiene que demostrar que se ocupa de los temas sociales, no sólo de los expedientes. Y eso a la larga se va a traducir en mejor prestigio.

-¿Está la prensa a la altura de las circunstancias para manejar esa información o hay una intención de deslindar responsabilidades en la Corte de Justicia?

-Me parece que sí. Sabe tratar por ejemplo los temas vinculados con la inseguridad. Aparte no es muy difícil hacerlo. Ves el muerto o a la mujer violada y ves que siete años después no hay nadie condenado ni detenido. No es que la prensa trate mal los temas sociales. Lo que me parece es que los jueces a veces no condenan.

-¿Qué opina del documento de ADEPA que denuncia un grave deterioro de la libertad de prensa?

-Me parece que desde que llegó Kirchner al poder intenta por todos los medios manejar a los medios, tanto desde el manejo discrecional de la publicidad, el manejo de sobres, coaccionando a los medios a través de la AFIP o criticando públicamente a periodistas. Los medios tienen que escuchar críticas, lo que no tienen que hacer es soportar presiones del gobierno de turno.

Comentá la nota