Jueces reclaman por la independencia judicial

Representantes de todo el país, nucleados por la Federación Argentina de la Magistratura (FAM), pidieron respeto por la competencia de cada Poder del Estado y que los jueces no sean perseguidos por el contenido de sus sentencias. La necesidad de fortalecer al Poder Judicial.
Las propuestas para afianzar la independencia del Poder Judicial fueron el eje del primer debate de las "19ª Jornadas Científicas de la Magistratura Argentina", organizadas por la Federación Argentina de la Magistratura (FAM) y el Colegio de Magistrados, Integrantes del Ministerio Público y Funcionarios del Poder Judicial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En el acto de apertura, el presidente del Colegio de Magistrados, integrantes del Ministerio Público y funcionarios del Poder Judicial de la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo Vázquez, remarcó que "es indispensable el control de los actos de gobierno como contrapeso del poder estatal en defensa de los ciudadanos. Los inevitables conflictos que esta tarea de los jueces provoca en la relación del Poder Judicial con los poderes políticos, además de la distancia entre la Justicia y la ciudadanía, sólo serán salvados con el respeto irrestricto de la ley. Es decir: a mayor conflicto, más derecho, mayor legalidad como respuesta".

Vázquez dijo que "el fortalecimiento del Poder Judicial es una necesidad ineludible e impostergable, ya que su debilitamiento afecta primariamente los derechos fundamentales de los ciudadanos y no a sus componentes".

En tanto, Rafael Gutiérrez, presidente de la Junta Federal de Cortes y Superiores Tribunales de Justicia de las Provincias Argentinas y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Jufejus), destacó la necesidad de "respetar la independencia y que cada uno de los poderes del Estado se mantenga en su órbita de competencia, ya sean los jueces, el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo".

En esa línea, Miguel Ángel Caminos, vicepresidente de la Federación Latinoamericana de Magistrados, remarcó que "cada Consejo de la Magistratura debe responder a los principios de su creación, esto es, trabajar por el respeto de la independencia judicial. No pueden existir jueces que sean perseguidos e imputados por el contenido de sus sentencias".

Durante la jornada, el acercamiento de la Justicia a la ciudadanía fue otro de los temas analizados. En esta línea, la vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Elena Highton de Nolasco, afirmó: "Estamos profundizando las políticas de Estado del Poder Judicial en materia de acceso a justicia, trabajando con todas las provincias y con todos los jueces, fiscales y defensores del país, y también con la sociedad civil. El objetivo es obtener un acceso a justicia a través de resolución alternativa de disputas, con distintos centros de acercamiento a la gente. Esta es la política de Estado del Poder Judicial".

En relación con el rol que cumplen los distintos poderes del Estado para mejorar la eficacia de la Justicia, la presidenta del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires, Ana María Conde, afirmó: "Hay temas que deben ser decididos e instrumentados por los poderes Legislativo y Ejecutivo. No obstante, vemos que se le atribuye al Poder Judicial funciones y responsabilidades que escapan a su rol específico".

En tanto, las reformas pendientes necesarias para un mejor funcionamiento del servicio de justicia fueron analizadas por el presidente de la FAM, Abel Fleming, quien destacó: "El paso que resta dar es el de la letra chica de la reforma. Aquello que no se logra con las grandes líneas de políticas judiciales, sino con medidas tanto de organización como de normativa concreta. Apostamos a que en el año 2010 el Congreso de la Nación cumpla un rol importantísimo, ya que ese será el recinto de discusión acerca de lo que resta en materia de implementación y profundización de un nuevo criterio de justicia en Argentina".

Comentá la nota