Los jueces piden ayuda para mejorar el servicio de justicia

En una acción conjunta realizada en simultáneo en todo el país, los magistrados sanjuaninos salieron a pedir atención de los restantes poderes del Estado y de las fuerzas políticas para avanzar en modificaciones que apuntan modificar estructuralmente el sistema en el país.
Un grito de ayuda o una forma de manifestar su descontento han reiterado pedidos que no han sido receptados por quienes deben y tienen la responsabilidad de dictar las leyes.

Ayer el Colegio de Magistrados brindó una conferencia de prensa, donde plasmó su posición respecto a la situación de la Justicia y cuáles serían los posibles paliativos.

Esta metodología se llevó a cabo en forma simultánea en todo el país por los diferentes colegios de magistrados y bajo la coordinación general de la FAM, Federación Argentina de Magistrados que nuclea a más de 7.000 jueces, fiscales y defensores oficiales.

El presidente de la institución, Juan Carlos Peluc Noguera, como el vicepresidente Roberto Pagés Lloveras, fueron los encargados de brindar las explicaciones. En este sentido los magistrados reconocieron que forman parte de la cadena responsable de brindar el servicio de justicia, pero que a su vez son el eslabón más débil donde recaen todas las críticas, siendo que no tienen la total responsabilidad.

Peluc sostuvo que "queremos ayudar a resolver el problema que hoy tenemos en nuestra sociedad". Concretamente los jueces dieron a conocer una serie de iniciativas que permitirían alivianar y hacer más ágil el sistema judicial. En este sentido proponen instituir la mediación extrajudicial como medida para evitar que los conflictos terminen llegando de lleno a la Justicia.

También proponen implementar el sistema de justicia simplificada lo que implica la creación de juzgados municipales que atiendan determinadas causas para que se dé oxígeno al sistema. Además incorporar juzgados nuevos, entre ellos un juzgado especial destinado a la atención de las denuncias con autores desconocidos. Y por último proponen la creación de un fondo específico para el desarrollo de la seguridad y la justicia.

De esta manera los jueces dejaron sentada su posición y ahora esperan que el Ejecutivo o el Legislativo levanten el guante.

Comentá la nota