Jueces pedirán a gobierno que les financie aportes

Jueces pedirán a gobierno que les financie aportes
Es para pagar una diferencia por irse con el 82%. Sería, al menos, $1 millón.
Para jubilarse con el 82 por ciento móvil de sus sueldos y no con el tope de 3.500 pesos que rige hoy, los jueces sanjuaninos le deberán pagar a la ANSES una diferencia de aportes que en cada caso varía entre los 50 mil y los 200 mil pesos. Y como los magistrados dicen no estar en condiciones de afrontar esos montos, fuentes calificadas afirmaron que irán a pedirle al Poder Ejecutivo que ponga el dinero y que les permitan devolverlo en cuotas y con intereses. Aunque son más de 40 los que están en condiciones de hacerlo, en Tribunales dicen que sólo unos 20 se retirarían ya y eso le implicaría a la provincia un desembolso de, por lo menos, 1 millón de pesos.

La situación mantiene expectante a todo el Poder Judicial, ya que se podría generar una cantidad de vacantes inédita de vacantes a raíz del convenio que firmó la provincia con la Nación eliminando el tope salarial y abriendo una tentadora puerta para que los magistrados se retiren con el 82 por ciento móvil.

Pero para retirarse, los jueces dicen estar condicionados por la deuda que en la práctica deben asumir con el organismo nacional. Sucede que venían aportando el 11 por ciento y bajo el nuevo régimen tienen que pagar el 12. En conclusión, antes de acceder al beneficio, se ven obligados a actualizar el porcentaje por cada año de aportes y eso significa entre 50 mil y 200 mil pesos por cada uno, según dijeron en Tribunales.

Desde el Colegio de Magistrados aseguraron que los jueces no cuentan con esa plata y, sin dar fechas, adelantaron que harán gestiones en Casa de Gobierno para que el Ejecutivo les financie el pago de aportes en la ANSES. Y para que no queden dudas, levantaron la voz y aclararon que "es un préstamo y no un regalo". El planteo que le harán al gobernador José Luis Gioja es que la provincia ponga la el dinero y que luego se los descuente en cuotas, con los intereses respectivos, de sus jubilaciones hasta cancelar el préstamo.

Son más de 40 los jueces y fiscales que están en condiciones de irse, pero en Tribunales aseguraron que son solamente unos 20 que se quieren jubilar ya. En ese caso, tomando el supuesto de que tengan que pagar 50 mil pesos por actualización de aportes, la provincia debería financiarles 1 millón de pesos.

Hace poco, Gioja aseguró que el Ejecutivo no se hará cargo del monto que hace falta para que se jubilen los jueces. Pero nada dijo de la posibilidad de financiamiento y eso alienta a los magistrados. Argumentan que, además de renovarse la magistratura envejecida -parcialmente, claro-, la provincia ahorrará mucha plata por el retiro de jueces que hoy cobran montos importantes en concepto de antigüedad.

La decisión de ir a golpear las puertas de Paula y Libertador se tomó luego de la reunión que mantuvieron el martes unos 60 jueces con el presidente de la Asociación de Magistrados de Mendoza, Gonzalo Guiñazú. Lo invitaron porque en la vecina provincia ya tienen experiencia con el nuevo régimen, debido a que se está aplicando desde hace algunos años, y les recomendó que fueran a pedir ayuda en el Ejecutivo, como lo hizo él y sus pares. Finalmente, obtuvieron el financiamiento con una tasa de interés del 9 por ciento anual y son 100 los magistrados que están anotados para jubilarse y dejar sus cargos.

Comentá la nota