Sin jueces para decidir el futuro de las reservas

Sin jueces para decidir el futuro de las reservas
La oposición, a través del macrista Pinedo, logró el apartamiento de un juez que se consideraba favorable al Gobierno. De esa manera, el tribunal se quedó con un solo miembro y sin posibilidades de fallar sobre los decretos.
Las velas que había prendido la Casa Rosada en procura de un fallo a favor de la creación del Fondo del Bicentenario por parte de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal deberán seguir encendidas. Si bien la jueza María José Sarmiento aceptó el pedido de que el expediente pasara a la Cámara, la oposición, a través de una presentación del diputado macrista Federico Pinedo, logró quitar del camino a otro juez que, según especulaban en el mundillo político, adoptaría una postura favorable al Gobierno. De esta forma, el tribunal de alzada quedó con un solo miembro de los tres que se encontraban de turno. Las resoluciones quedarán para la semana próxima, cuando cambiará la composición y se sumarán dos magistrados que la oposición considera proclives a su posición.

Así las cosas, el panorama que rodea la elevación de la causa de la jueza Sarmiento a la Cámara está muy lejos de ser el esperado por el Gobierno.

El expediente está ahora en manos del juez Néstor Buján quien, al quedar como único camarista, no podrá tomar ninguna decisión. Los otros dos jueces que estaban de turno hasta este viernes quedaron a un costado. Carlos Grecco, el juez que recibió durante el fin de semana los amparos del Gobierno que la jueza Sarmiento no aceptara recibirlos por tratarse de días no laborales, se excusó el martes de participar de la causa alegando "violencia moral", luego de ser recusado por legisladores opositores.

Ayer, Pinedo recusó sin causa al camarista José López Castiñeira y espantó así los fantasmas que indicaban que la composición de la Cámara beneficiaría a los planes de la Casa Rosada.

En un intento por poder trabajar en el caso sin dejar pasar más tiempo, la Cámara le solicitó al diputado macrista que reviera su decisión y retirara la revocatoria contra uno de los camaristas. Pinedo –uno de los impulsores de los amparos contra el decreto 2010/09 que crea el Fondo del Bicentenario para disponer de las reservas– desoyó el pedido y, según pudo confirmar este diario, no modificará su postura. Esta nueva jugada le valió a Pinedo críticas de la propia presidenta Cristina Kirchner.

Las movida de la oposición para desarmar a la Cámara de turno tuvo que ver con los rumores que indicaban que Grecco y Castiñeira se alinearían con los intereses del Gobierno. El primero fue denunciado por los abogados del restituido titular del Banco Central, Martín Redrado, por ser quien, a pedido del Gobierno, aceptó recibir el sábado pasado el amparo a las resoluciones contra los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) 2010/09 y 18/10 de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Respecto de Castiñeira, los opositores presumían que iba pronunciarse en favor del Gobierno debido a su relativamente reciente nombramiento como camarista.

Hoy se convocará a dos camaristas del fuero Civil y Comercial que están de feria para que se sumen a analizar la pata judicial del Redradogate y colaboren con Buján a dictar una resolución que destrabe la situación. Sin embargo se especula con que nada suceda antes de la próxima semana cuando cambie la composición de la cámara. Desde el 16 de enero, los camaristas que estarán de turno son las juezas Clara do Pico y Marta Herrera, a quienes los dirigentes opositores ven con buenos ojos.

De esta manera, permanecen sin efecto los dos Decretos de Necesidad y Urgencia firmados por Cristina Fernández de Kirchner la semana pasada en los que se disponía utilizar 6.569 millones de dólares del Banco Central para pagar deuda y remover a Redrado de su sillón de presidente de esa entidad.

A pesar de los obstáculos que enfrentó el Gobierno en el frente judicial, en la Casa Rosada prefieren aguardar una resolución de la Cámara antes que dejar la definición de los decretos en manos de una sesión especial convocada por la oposición en el Congreso Nacional.

Comentá la nota