"Hay jueces que se meten en lo que no se tienen que meter"

Una vez más, el jefe de Gabinete volvió a embestir contra la Justicia por los DNU.
El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, volvió a arremeter contra la Justicia por los reveses que sufrió el Gobierno y que lo obligó el martes a pedir que se constituya la comisión bicameral del Congreso que deberá pronunciarse sobre la remoción del titular del Banco Central, Martín Redrado. Para Aníbal F., la decisión de echar a Redrado a través de un decreto de necesidad y urgencia -firmado el 7 de enero y que ignoró el " previo consejo" que se requiere de los legisladores-, "salió mal porque hay jueces que se meten en lo que no se tienen que meter". Y cuestionó también a los diputados que acudieron a los tribunales.

Aunque a trece días de aquel decreto firmado el 7 de enero, el Gobierno debió volver a fojas cero y recurrir al Congreso, Aníbal F. se esmeró en explicar que la presidenta Cristina Kirchner "no dio marcha atrás". Y, de paso, le tiró algunas flores: dijo que cuando lo designó en el cargo "toqué el cielo con las manos", ya que "es una tarea que conocía mejor que mis antecesores, sin ser despectivo"

En declaraciones a varias radios, el jefe de Gabinete justificó el giro en la estrategia oficial con el DNU de Redrado "porque estamos en presencia de jueces que están metiéndose en lo político incentivados por los propios legisladores".

"Lo que han logrado es dilatar 40 ó 50 días una decisión que tenía que tomarse en el mismo momento porque afecta los mercados", se quejó en referencia al rápido uso que quería hacer el Gobierno de más de US$ 6.500 millones de las reservas, depositándolos en el llamado Fondo del Bicentenario. En una nueva crítica a la jueza María José Sarmiento, que frenó los decretos del Gobierno, reiteró que "los jueces no tienen por qué meterse en la política".

"Ante esa situación avanzamos con el punto que tengamos -siguió-. Lo que ha hecho (el Gobierno) es, ante la intromisión de la Justicia, visto que Diputados ya tiene compuestas las comisiones, mandar la carta a Diputados, que en esas comisiones se fijen las autoridades, puedan comenzar el proceso de análisis de la situación de Redrado y emitan su consejo".

Cristina dijo el martes que no iba a convocar a sesiones extraordinarias y que los polémicos DNU serían tratados en marzo en el Congreso. El jefe de Gabinete justificó que el llamado a extraordinarias es una atribución de la Presidencia.

También le dedicó, como lo hace casi a diario, un párrafo a Eduardo Duhalde de quien dijo que "malversa la historia" y que le da pena por querer ocupar un espacio que no tiene. Igual, dijo que siente "cariño y respeto" por su ex jefe político.

Comentá la nota