Los jueces federales deciden si suspenden el juicio por la desaparición del escribano Melitón Bustos

Las últimos testigos del juicio por el secuestro y desaparición del escribano Aldo Melitón Bustos declararán hoy ante el Tribunal Oral Federal que preside Roberto Frías.

Ante la proximidad de la feria, los jueces deben decidir también si habilitan la feria para continuar el juicio durante enero, o lo suspenden hasta los primeros días de febrero.

A partir de las 9 de hoy, los jueces escucharán hoy a cinco policías de la policía provincial que en la madrugada del 2 de febrero de 1978 tuvieron la primera versión del secuestro del escribano, expuesta entonces por su hijo, Raúl Federico, y por su tío Heraldo.

Lo que digan los testigos será utilizado por la querella y por la defensa de los acusados -los coroneles retirados Carlos Arias y Luis Angel Zírpolo- para acreditar o desacreditar la versión dada por el principal testigo de la causa, Raúl Federico Bustos, que esa noche, acudió a la seccional de policía luego de perseguir algunos kilómetros a los secuestradores de su padre.

A lo largo de la instrucción y del juicio, los defensores de los militares retirados insistieron que Raúl Federico Bustos -entonces de sólo 16 años- y su tío Heraldo, en sus primeras denuncias no responsabilizaron al Ejército por el secuestro del escribano y dieron a entender que esa versión fue creada luego de varios años.

Sin embargo, Elsa Edith Bustos, la hermana del escribano, declaró en la última jornada que Heraldo ya decía en febrero de 1978 -porque Raúl Federico lo había reconocido- que el entonces teniente Carlos Arias era uno de los que había entrado al domicilio del escribano.

Feria y plazos

Lo que digan los ex policías no será el único motivo de interés de la audiencia de hoy. La sucesión de los feriados de Navidad y Año Nuevo, ponen interrogantes sobre los plazos que manejará el Tribunal Oral para la finalización del juicio.

Si bien un cronograma inicial había previsto que los testigos terminaran de declarar el 16 de diciembre, una presentación a último momento de un nuevo abogado de Zírpolo, y una posterior enfermedad del presidente del Tribunal, hicieron que los testigos terminen de declarar sobre el filo de la feria judicial.

En el ámbito de la Justicia Federal se manejaba ayer la posibilidad de que el Tribunal disponga hoy la suspensión hasta febrero del juicio. Es que aún falta una eventual reconstrucción de los hechos en Tartagal -sobre la que los jueces aún no han decidido fecha-, otra audiencia en la que se pondrán en conocimiento las pruebas documentales y, antes de la sentencia, los alegatos.

La otra posibilidad es que -debido a que se trata de una causa "con presos"- se habilite la feria para la continuidad del juicio.

Comentá la nota