Jueces: ahora el Consejo quiere exámenes escritos

El presidente del Consejo de la Magistratura dijo que es "necesaria" la prueba escrita además del coloquio para los aspirantes. Pero que no la han implementado por falta de recursos, y buscarán una solución intermedia.
Luego del pedido del Colegio de Abogados para transparentar el procedimiento de selección de jueces y funcionarios judiciales por parte del Consejo de la Magistratura, el presidente del cuerpo, Eduardo Fernández Mendía, dijo a LA ARENA que, además del coloquio, es "necesaria" la prueba escrita para los concursantes.

Después de haber mantenido el viernes un encuentro con integrantes del Colegio, el representante por el Poder Judicial admitió que se habló de "una posibilidad intermedia, de complementar la evaluación oral con la escrita". Hasta ahora, el método utilizado es el de un coloquio -que no otorga puntaje- y luego los consejeros eligen una dupla o una terna que es elevada al gobernador, aunque sin dar a conocer los fundamentos de esa elección. Justamente ese es uno de los cuestionamientos centrales de los abogados.

Fernández Mendía explicó que en la reunión hablaron "principalmente del sistema de evaluación", y agregó que no hay exámenes porque "los integrantes del Consejo no somos sólo eso", dando a entender que la demanda de tiempo y recursos no les permite cumplir con esa tarea.

-Fernández Mendía, ¿entonces coincide con que el sistema actual no es el ideal?

-Por supuesto. Sería necesario complementarlo con la evaluación escrita. En realidad, lo ideal sería otro sistema donde se evalúe a los postulantes, durante un tiempo, en otra función, como hacen en España. Pero eso acá es imposible.

-¿Por qué?

-El sistema español permite tener al funcionario judicial a la par de otro juez, como una especie de pasante, algo que acá no lo permite la ley. Al ir trabajando al lado del juez van aprendiendo para el día de mañana, cuando tengan que llegar al concurso.

-¿Por qué hasta ahora no se permite la evaluación escrita y ahora se plantea lo contrario?

-Es que nunca nos negamos. Pero era bastante dificultoso hacerlo con los recursos que tenemos. Somos solamente los cuatro consejeros y nadie más. Pero lo vamos a intentar. Como Consejo ya lo habíamos decidido hace un tiempo. Ocurre que antes había llamados a concurso cada cuatro meses o más, y ahora hay muchos más dado la gran cantidad de funcionarios que se jubilaron; lo que lo hace imposible. Estamos sobrecargados para la estructura que tenemos.

-¿Será necesario elaborar un proyecto de reforma?

-En la Legislatura existen varios proyectos, como el del Colegio de Abogados y algunos particulares. También hay un proyecto del Superior Tribunal de Justicia sobre el sistema de evaluación. Después ya hay cuestiones que nos escapan a la conformación del Consejo, como que se sume un representante de la oposición o de los magistrados. Eso ya es una cuestión política y constitucional.

-¿La charla con la gente del Colegio giró solamente sobre ese punto?

-Fue una muy buena conversación, que surgió a raíz de la inquietud del Colegio. Incluso le hicimos notar cuál es nuestra realidad, y también les explicamos el por qué del voto secreto (NdeR: la ley en realidad habla de "voto reservado"), que es para una mayor independencia de quienes votan (las duplas o ternas). Porque después puede pasar que tengan que litigar y enfrentarse a quienes evaluaron.

Comentá la nota