Los judiciales también critican el presupuesto de la Justicia

Para 2010 sólo se destina para el sector el 4 por ciento del Presupuesto general de la provincia. Se trata del menor porcentaje de los últimos tres años que se otorga al sector, lo que preocupa también al presidente de la Suprema Corte de Justicia.
Un panorama complicado para la Justicia por las restricciones presupuestarias advirtió la Asociación Gremial de Empleados y Funcionarios del Poder Judicial al iniciarse el año. Sus dirigentes acentuaron la situación en el hecho que para 2010 sólo se destina para el sector el 4 por ciento del Presupuesto general de la provincia.

Se trata del menor porcentaje de los últimos tres años que se otorga de la torta presupuestaria al sector, lo que preocupa también al presidente de la Suprema Corte de Justicia, Alejandro Pérez Hualde, quien ha señalado que es "el peor presupuesto de toda la historia del Poder Judicial".

Para el secretario general del gremio judicial, Carlos Ordóñez con "este presupuesto se deja afuera una posibilidad importante de reformas y del desarrollo de órganos jurisdiccionales y por otro lado de mejorar las condiciones de trabajo de los empleados del Poder Judicial".

Pero, además, para Ordóñez es preocupante que el presupuesto provincial no contenga la pauta salarial y subrayó la diferencia que en el presupuesto se da en relación a los magistrados y a otras autoridades judiciales.

"Contempla recursos por 20 millones de pesos para el incremento salarial a los jueces", dijo. En ese sentido remarcó que "en el caso de un presupuesto optimista se destinan entre 300 y 400 millones de pesos para aumentar el salario a unos 100.000 estatales, entre los que se encuentran los judiciales, mientras que para casi 400 jueces se acuerdan 20 millones de pesos, lo que demuestra claramente la inequidad existente", planteó Ordóñez.

El gremialista recalcó que también le parece preocupante que sea un presupuesto que no haya sido votado por la mayoría necesaria.

Para Ordóñez la opción del ajuste no debería ser la del endeudamiento "sino el de ir por las rentas extraordinarias como la tasa cero, la necesidad de controlar le renta petrolera, financiera y a los grandes evasores".

"El Presupuesto es una foto de opciones políticas del Gobierno y aquí la opción ha sido el ?no' a la Justicia, el ?no' a la ampliación de la aplicación de la reforma del Código Procesal Penal. El Gobierno decide qué prioriza y qué no. Pero además cuando se le quitan recursos no se prioriza el área, más en las condiciones de inseguridad en que vive la gente", especificó.

Para los judiciales es prioritario iniciar la discusión paritaria a partir del 1 de febrero y sostienen que si el Gobierno se aviene a discutir en paritarias se intentará que la suba salarial se haga en una mesa de discusión seria y con la mejor distribución posible; "de lo contrario habrá conflicto".

Mientras tanto, para los docentes, uno de los gremios más importantes del sector estatal, en enero ya hubo una respuesta oficial en materia salarial.

Según la secretaria gremial del SUTE, Cristina Raso, se está trabajando en la comisión de salarios con la Dirección General de Escuelas. "Los equipos técnicos tienen toda la información y en febrero habría que determinar las simulaciones de un incremento salarial en todos los niveles con los aportes necesarios para la jubilación y la obra social y para la enseñanza media con un nivel de ingreso superior al del año pasado".

Los docentes apuntan a un aumento blanqueado sobre el que, por el momento, no se puede hablar de montos y porcentajes en rangos que van desde los 1.500 a los 5.000 pesos, según la sindicalista. Pero además se apunta a que se valorice quien vive exclusivamente de la docencia, el cargo y sobre todo la equiparación de los segundos cargos. "La plata es poca y vamos a tener que construir una correlación de fuerza para arrancar al Estado provincial lo mejor que podamos, a través de la unidad de profesores y maestros", terminó Raso.

Comentá la nota