Judiciales se sienten ignorados y volverán a parar otras 48 horas

En el entendimiento de haber agotado casi todas las instancias, y sintiéndose ignorados por las autoridades de los tres poderes estatales para resolver sus reclamos, los trabajadores judiciales decidieron mantener las protestas semanales y anunciaron dos nuevos paros de 48 horas, a desarrollarse el jueves y viernes de ésta y la próxima semana.
Asimismo salieron a defenderse ante las acusaciones de morosidad en el servicio sosteniendo que no es por las medidas de fuerza sino porque el sistema judicial está colapsado.

Al respecto la secretaria general del Sindicato de Empleados Judiciales del Chaco (Sejch) Graciela Aranda, reconoció que la asamblea por varias horas analizó la situación de todos los trabajadores del Poder Judicial y en la que se resaltó que a la falta de respuestas se suma una total indiferencia por parte de los funcionarios. "Desde el 7 de agosto comenzamos el plan de lucha y estamos siendo ignorados por las autoridades, por eso reiteraremos el pedido al Superior Tribunal de Justicia para que se ponga al frente de nuestro reclamo en forma inmediata y solicite una ampliación presupuestaria para que puedan disponer una recomposición salarial y brindar mejores condiciones laborales".

Recordó que con las autoridades del Poder Judicial vienen teniendo diálogo desde principios de año y que desde un primer momento las autoridades expresaron la imposibilidad para hacer frente por el recorte de 127 millones de pesos que hizo el Ejecutivo. "Ese ajustado presupuesto hace imposible hablar de incremento salarial, por eso es que tenemos que acudir al poder administrador que es el Ejecutivo, con quienes nos reunimos y hasta hubo el compromiso de hacer un esfuerzo como sucedió con otros sectores, sin embargo esa palabra se diluyó y ahora solamente nos dicen que sencillamente es imposible".

Estas medidas de fuerzas semanales llevaron a que los colegios de abogados del interior provincial reclamaran soluciones sosteniendo que sufren las consecuencias de estas acciones, las que repercuten en sus salarios y que además lleva a una recurrente morosidad en el avance de los expedientes. Aranda reaccionó y dijo que también están preocupados por tener que llevar adelante estas acciones de protesta, pero dejó en claro que "la morosidad no es por los paros y los abogados tienen perfectamente conocimiento de cómo trabaja cada juzgado y sabe que el empleado trabaja mañana y tarde por un mismo sueldo. Estamos poniendo un esfuerzo sobrehumano para llevar adelante un sistema judicial totalmente colapsado. Nosotros también estamos preocupados y paramos para que nos escuchen porque parece que no les interesa a nadie lo que padecemos; damos mucho más por lo que nos pagan y excedemos muchas veces nuestra función".

Comentá la nota