Los judiciales rechazaron otra vez la oferta oficial

El Gobierno sumó, a los $ 200 no remunerativos, el blanqueo de un adicional. El sindicato anunció que mantiene las protestas.
Los trabajadores judiciales rechazaron el aumento salarial ofrecido por el Gobierno y la Suprema Corte de Justicia y continuarán con las asambleas y movilizaciones, aunque el martes habrá una nueva reunión entre los representantes oficiales y el sindicato.

De esta forma, tuvo un nuevo fracaso la paritaria realizada en la Subsecretaría de Trabajo, a la que concurrió un importante número de trabajadores que, con bombos, pancartas y carteles, y hasta imitando a jueces con panfletos que indicaban que cobraban sumas superiores o cercanas a los 20.000 pesos, acompañaron desde la calle la discusión.

También solicitaron el apoyo de los automovilistas mostrando a un costado de la calle la pancarta "Si usted cree que Jaque miente toque bocina".

En la mesa de negociaciones, el Gobierno ofreció nuevamente 200 pesos no remunerativos y no bonificables además de hacer remunerativo un adicional de 75 pesos que está en negro desde 2004.

Según explicó el secretario general del gremio, Carlos Ordóñez, uno de los motivos del rechazo es que al hacer remunerativo el adicional, debido a los aportes que se deben efectuar a la OSEP y a la AFIP, los empleados que tienen poca antigüedad no sólo no recibirán aumento sino que, además, implicaría una reducción en el salario de bolsillo.

Ordóñez también cargó contra los aumentos salariales que se otorgan a los jueces. En ese sentido, indicó que se ha conocido que después de las elecciones existe la posibilidad de un nuevo aumento salarial del 10 % a los magistrados.

"Recordemos que los jueces subieron su asignación de clase un 56 por ciento desde mayo del año pasado hasta ahora, mientras que el resto de los estatales, hasta el momento, ha percibido en igual período sólo un incremento del 19%", aclaró Ordóñez.

Agregó que "ante la posibilidad de un nuevo aumento a los jueces, existe un pedido de los trabajadores judiciales de que se arme una mesa de concertación con la Suprema Corte, el Poder Ejecutivo, la Asociación de Magistrados y el gremio, para ver cómo se pueden distribuir esos fondos con los trabajadores", sostuvo Ordóñez.

Mientras tanto, el subsecretario de Hacienda, Mario Granado, manifestó sobre el conflicto que "si no hay mayor recaudación no se puede aumentar más el sueldo de los empleados judiciales".

Comentá la nota