Jubilados seguían de cerca las negociaciones por el salario mínimo

Los jubilados salteños cuyas cajas previsionales fueron transferidas al gobierno nacional seguían de cerca las negociaciones entre los gremios y las patronales en el Consejo del Salario, que al cierre de esta edición no había terminado.
Es que de la definición del Salario Mínimo, ital y Móvil, que se definirá en esa instancia, depende el complemento jubilatorio que les otorgó el gobernador Juan Manuel .

El decreto 4.095, a través del cual se creó este subsidio provincial, establece que el complemento "será por el importe de dinero necesario para que, en cada caso, el haber jubilatorio que perciba el jubilado ex provincial" no sea inferior al 82% del salario mínimo, actualmente fijado en 1.240 pesos.

Siel gobierno nacional consigue que el sueldo mínimo llegue a los 1.520 pesos, el sector pasivo salteño que percibe los haberes menores verá incrementar su jubilación de los 984 pesos actuales a los 1.246 pesos. Es decir, que sus haberes aumentarían en más un 25%, obligando al gobierno provincial a ampliar la partida presupuestaria destinada al pago del complemento.

En diálogo con Nuevo Diario, el presidente la Asociación de Jubilados y Pensionados de Salta, Aldo García, recordó que el 13 de julio pasado le pidieron a Urtubey que se asegure la continuidad del subsidio para 2010.

Por su parte, la presidenta del movimiento de Jubilados y Pensionados "Salta", Juan Manggione, aseguró que la actualziación del complemento sólo beneficia a los jubilados con haberes mínimos, y reclamó que Urtubey cumpla con su promesa de restituirle a los jubilados transferidos el 82% móvil.

En ese sentido, aseguró que ya lehan solicitado al ministro de Trabajo y Previsión Social, Rubén Fortuny, un aumento del subsidio, habida cuenta que de los casi 12 mil jubilados transferidos, la mitad son docentes que vieron incrementados sus ingresos a partir del acuerdo entre la CTERA y la Nación.

Comentá la nota