Jubilados podrán pedir cese de descuento

Será posible solicitarle a la Caja que no les debite directamente del haber la deuda con la mutual. Se abre el registro de entidades.
A partir del 1° de julio, la Caja de Jubilaciones pondrá en marcha un nuevo sistema normativo para las mutuales, sindicatos y cooperativas que usan los denominados "códigos de descuentos", esto es, el débito directo del haber jubilatorio (antes de que llegue a la mano del beneficiario) de la cuota social, el préstamo o el viaje que contrató con la mutual.

La primera definición es que la Caja continuará prestándoles este servicio clave a las entidades, porque no es obligatorio para el organismo previsional.

La segunda definición es que abre el registro para cualquier entidad que se quiera anotar. Hoy por hoy, al igual de lo que pasa en Anses, el sistema está cerrado. Eso hace que muchas de las 48 autorizadas, que obtuvieron el permiso años atrás, "alquilen" el código a terceras entidades, lo que aporta confusión al beneficiario, que no sabe a veces por qué o quién le descuenta esa plata.

La tercera definición es que el afiliado podrá pedirle a la Caja que no le practique más el descuento, de modo que el problema para cobrar pasará a ser exclusivamente un dolor de cabeza para la mutual. Hoy, el jubilado o pensionado no puede darse de baja de ese débito directo. Este punto, quizá uno de los más trascendentes de la reforma, es revisado por la Caja en acuerdo con las entidades.

En la última liquidación, 76.760 beneficiarios de los 90 mil que tiene la Caja pagaron la cuota social con débito directo de haberes. En total, fueron 3,97 millones de pesos. La Asociación Mutual de Docente, la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba, la Mutual de Empleados del Ministerio de Acción Social, el Sindicato de Empleados Públicos y el Sindicato de Luz y Fuerza están entre los más numerosos.

Pero, además, hay 47.760 beneficiarios a quienes se les descuentan otros ítems por 8,5 millones de pesos. Aquí hay de todo: seguros, servicios varios, viajes, electrodomésticos y préstamos personales. Hay algunas entidades que responden a compañías financieras o les prestan a terceros el código de descuento.

Qué se viene. Atenta a eso, desde el 1° de abril pasado, según consta en la resolución 290.089 publicada en el Boletín Oficial del 28 de abril, la Caja les está pidiendo a las 48 actuales que demuestren que están dentro de las normas legales y conservan la personería. Además, tienen que informar, para que la Caja publique en Internet, domicilio central, sucursales y otros datos útiles.

Las entidades no podrán cederle a un tercero el uso de los códigos de descuento y aquellos que estén inactivos más de seis meses podrán ser dados de baja.

La Caja les cobrará a todos por igual una comisión del uno por ciento del monto depositado a nombre de cada entidad en concepto de gasto administrativo. Ahora, hay mutuales que no pagan nada, algunas pagan 0,5 y otras, el 1,5 por ciento.

Más de la mitad

47.760 beneficiarios tienen algún tipo de deuda con una cooperativa, mutual o sindicato.

Comentá la nota