Jubilados en pie de guerra ante la posibilidad de que se aborte el proyecto del 82% móvil

Muy indignada, la titular del Centro de Jubilados, María de las Mercedes Zambrano, denunció que el ex ministro Vaz Torres habría hecho lobby en Diputados para que se frene la aprobación de la reforma previsional. Y esgrimió una nota del gobernador electo en la que se pone en duda las chances de normalizar el IPS, amén de que se anticipa la eliminación de las sumas no remunerativas. "Quiero que Ricardo me lo diga en la cara", disparó la dirigente, quien advierte que no se puede "jugar con los jubilados". El interventor del organismo y senador provincial dijo que no se puede tomarlos como "variable" y el diputado y vicegobernador electo Pedro Braillard Poccard admitió que no se trataría hoy el proyecto, pese a que tiene preferencia en el orden del día de la sesión prevista para hoy.
Lo que le faltaba al clima de crispación social que vive el país es que en Corrientes los jubilados se convoquen para defender lo que consideran un acto de justicia, esto es el proyecto de reforma previsional que les garantiza el 82 por ciento móvil y que debería tratar hoy la Cámara baja, luego de que el Senado le diera media sanción hace dos semanas. Según María de las Mercedes Solís de Zambrano, presidente del Centro de Jubilados y Pensionados de Corrientes, el ex ministro de Hacienda y candidato a repetir, Enrique Vaz Torres habría estado haciendo lobby en la Legislatura para abortar la aprobación del expediente ideado por el Ejecutivo actual, por lo que reclamó que quiere que "Ricardo Colombi le diga en la cara que no se aprobará".

"Hemos recibido versiones de muy buena fuente que nos han angustiado y preocupado a los jubilados, y seguramente a la gran familia activa de la provincia cuando se enteren de esto", dijo Zambrano, en declaraciones a EL LIBERTADOR, para contar que se comunicó telefónicamente con el gobernador electo para "una reunión urgente y que me diga en la cara que no se aprobará el 82% móvil, y de ser así sería un doble discurso, pero estamos dispuestos a todo y si tenemos que quedarnos en la Plaza 25 de Mayo lo haremos hasta que nos aprueben el proyecto", advirtió.

De acuerdo a los dichos de la dirigente, comprometida desde el principio con la idea de Arturo Colombi de restituir el mecanismo de actualización de los haberes jubilatorios luego de que la última Intervención Federal lo borrara de un plumazo por decreto, remarcó que le hicieron llegar "versiones referentes a que el señor Vaz Torres, nombrado como futuro ministro de Hacienda, del elector gobernador Ricardo Colombi, se instaló esta mañana (por ayer) en la Legislatura con versiones poco serias alarmando a un importante grupo de diputados, asegurándoles sin elementos fidedignos de que el Instituto de Previsión Social (IPS), no podría soportar el pago del 82% móvil", reveló Zambrano.

Hay que resaltar que si bien el proyecto de reforma de la norma jubilatoria -Ley Provincial Nº 4.917 de Jubilaciones y Pensiones- ideado por la gestión saliente está contemplado en el orden del día con preferencia para la sesión de hoy, el diputado del Partido Popular y vicegobernador electo, Pedro Braillard Poccard, reconoció que su tratamiento podría caer. El motivo parece obvio, viniendo de quien vino. Aunque se justificó afirmando que "primero hay que ver los números".

"Primero la Comisión de Presupuesto debe revisar los números y saber bien cuál será el impacto que representará para la provincia (la implementación del 82% móvil). Hay que estudiar bien las cifras", dijo Pedro, para asegurar que "hay voluntad en el recinto para que esto se concrete".

Según el legislador, que de este modo adelantó que Diputados ganaría tiempo remitiendo el proyecto de nuevo a comisión, "el texto de la ley sería solucionable. El tema preocupante serían los números que demandará a la provincia. Esto es de sentido común. Hay voluntad para que esto se apruebe pero tienen que entender que queremos hacer los pasos en forma correcta".

Pero Zambrano niega que ese impacto afecte las finanzas públicas. "Ello no es así", afirma. "Inmediatamente de enterados hemos requerido al señor interventor del instituto, Ramón Simón, se apersone ante los diputados con toda la documentación que demuestra que las versiones llegadas a oídos de los diputados a fin de impedirles la sanción de la reforma de la ley de jubilaciones provinciales, no son ciertas", dijo la representante de los jubilados.

Zambrano, muy indignada, añadió que "queremos que todo el pueblo de Corrientes sepa, es muy posible que mañana (por hoy), cuando estemos presentes cientos de abuelos, con nuestros nietos y nuestros hijos, esperando recibir la buena nueva, nos encontremos posiblemente con una nueva decepción por parte de nuestros futuros gobernantes, a nuestros clamores de respeto a nuestra dignidad humana y a nuestros derechos tantas veces pisoteados por tantos gobiernos de nuestra provincia, que con un doble discurso siempre nos prometen felicidad y tranquilidad para que los votemos", fustigó.

Y se preguntó: "Por qué otra vez el ajuste por los desmanejos o del incumplimiento de los gobernantes que ya hemos tenido, y que nuevamente volverán a hacerlo, tenemos que pagarlo nosotros, cuando en realidad la DPEC nos debe 100 millones de pesos y nadie hace nada por traer esos fondos, nadie pide un informe, nadie se sonroja, la Municipalidad de Capital le debe al IPS 13.700.000 de pesos de aportes ilegalmente retenidos de sus empleados. El Estado nacional también le debe 100 millones de pesos desde 1999 en virtud del compromiso federal que tomó para con las provincias, que no transfirieron sus cajas previsionales como la nuestra, dinero que debe salir de la ANSES porque nuestra provincia renunció a favor de la ANSES, un importante porcentual de la coparticipación, para que el ANSES deje de ser deficitario", remarcó, para señalar que "hoy nos encontramos con que ni siquiera los abuelos nacionales y tampoco los provinciales podemos cobrar lo que nos corresponde y morir en paz, después de haber dado toda nuestra fuerza de trabajo al Estado nacional y provincial, cuando ese dinero está desviándose a otros fines para fiestas y festejos de los demás".

Y entonces hizo su más seria advertencia: "Los jubilados, aunque dejemos la vida en la plaza 25 de Mayo, no lo vamos a permitir, mañana (por hoy)", clamó, "queremos escuchar la sanción de nuestra ley".

En este aspecto, convocó a que a las 11 de hoy se junten frente a la Legislatura "para verles las caras a los diputados que se presentan a cumplir su obligación, quienes sí y no, y de los que acaso se les ocurriese con argucias parlamentarias eludir la sanción de nuestra ley de jubilaciones".

"Queremos ver si cuando lo hacen nos pueden mirar a los ojos porque nosotros sí los vamos a estar mirando", aseguró Zambrano, para asegurar que "si no hubiere quórum, nos instalaremos en la plaza como podamos hasta que haya, porque estamos dispuestos a todo, por lo que nosotros nos merecemos y nuestros políticos con sus dobles discursos pretenden seguir engañándonos".

Zambrano -que reclamó que los diputados no hagan "chicanas políticas" con los jubilados- mencionó además cómo podría darse la maniobra para eludir el tratamiento del proyecto. Y lo mandó al frente al diputado radical Armando Aquino Britos, quien le habría dicho que "el proyecto de reforma de ley de previsión llegó tarde al dictamen de comisión de Asuntos Constitucionales, por lo que hoy no tendrá dictamen", lo que hará que para su tratamiento y aprobación sobre tablas, se necesiten los dos tercios del cuerpo.

Comentá la nota