Jubilados exigieron que se defienda la caja de previsión social

Una importante cantidad de afiliados al IPAUSS, la mayoría del sector pasivo, se dio cita en el Centro de Jubilados de Río Grande para profundizar en la idea de disolver el megainstituto. Los pasivos reclamaron la defensa del sistema previsional, para evitar que se adopten otros modelos existentes en el país. Hubo un encendido reclamo para que se cobren las deudas al organismo.
«Eliminar el megainstituto es la única salida posible para salvar el sistema previsional y el sistema asistencial». Así lo ratificaron desde el Centro de Jubilados de Río Grande, Ley 244; en otra masiva reunión donde imperó más el número de jubilados que de trabajadores en actividad.

Los jubilados han notado que en este último mes y medio se han levantado varias barreras de rechazos al proyecto de ley corta que fue presentado a la Legislatura; por lo tanto, buscaron ayer aclarar todas las dudas que existen sobre el mismo.

«La fusión es un modelo acabado» sostienen desde el Centro de Jubilados de Río Grande; en tanto que entre los asistentes hubo expresiones para defender el sistema previsional en Tierra del Fuego, de manera que este Gobierno u otro, no tome la determinación de adoptar los modelos que imperan en otras provincias del país.

En la reunión de ayer, una de los reclamos más encendidos, tanto de los pasivos como de los activos, fue el de exigir al directorio del IPAUSS que cobre las deudas que mantienen los organismos aportantes, de manera que la caja de previsión cuente con las reservas técnicas suficientes para no tener sobresaltos en el pago de las jubilaciones y, a su vez, se corrija el déficit que tiene la obra social.

Cabe destacar que en el encuentro organizado por el Centro de Jubilados de Río Grande, la mayoría de los concurrentes fueron los del sector pasivo; hubo contados trabajadores en actividad y el único gremio presente fue ASOEM (entidad que nuclea a municipales), que apoya el proyecto de ley corta.

Comentá la nota