Jubilaciones: reafirman que el oficialismo cuenta con un número "contundente" de votos

El Congreso volverá a concentrar hoy todas las miradas. Esta vez, será en la Cámara de Diputados, que, tras una breve discusión en comisión, debatirá el polémico proyecto para reestatizar las jubilaciones que impulsa la Casa Rosada.
El kirchnerismo encara el tratamiento de la iniciativa confiado en lograr la media sanción que espera el Gobierno sin problemas. El optimismo de la bancada del Frente para la Victoria fue reafirmado esta mañana por el jefe del bloque oficialista Agustín Rossi.

"Creo que vamos a contar con un número contundente de votos", aseguró el legislador santafecino en declaraciones al canal de cable TN.

Puntualmente, el kirchnerismo estima que reunirá entre 150 y 160 votos en favor del proyecto oficial, sobre todo por el consenso alcanzado con algunas fuerzas opositoras en los últimos días luego de trabajar en modificaciones poco sustanciales respecto del proyecto original.

Semejante apoyo lo obtendrá gracias al voto positivo en general del socialismo, ARI, el Movimiento Popular Neuquino y la CTA, de Claudio Lozano. Si bien mantienen algunas disidencias, estas bancadas celebran, sobre todo, la eliminación de las AFJP y el retorno a un régimen previsional de reparto.

Justamente, este apoyo externo fue destacado por Rossi. "Nos pone contentos habernos puesto de acuerdo con otros bloques, porque eso le da más concenso a este tema tan importante", evaluó.

Los cambios. Las principales modificaciones que introdujo el oficialismo apuntan a los siguientes ejes:

- Inversiones: se explicita en la iniciativa en qué se puede invertir el superávit de la Anses (es decir, los excedentes obtenidos tras el pago de los haberes jubilatorios), un dato no menor si se considera que a fines de año rondaría los 120.000 millones de pesos.

Ese superávit podrá ser destinado a la misma cartera de inversiones que hoy tienen las AFJP. Esto significa que la Anses podrá invertir hasta el 50% de su superávit a prestarle al Tesoro, ya sea mediante títulos públicos, letras o bien préstamos. También podrá invertir en acciones, obligaciones negociables y títulos valores (en menores porcentajes), aunque se prohíbe la inversión de los fondos en el exterior.

El Gobierno se asegura, así, el pleno control y manejo de los recursos previsionales, al desechar las propuestas opositoras de que la Anses se transforme en un organismo público no estatal. Además, la ley no garantizará que el superávit previsional se destine a una mejora de la situación de los jubilados; eso quedará al arbitrio del Gobierno.

- Control: se introdujo en el proyecto la creación de un consejo a cargo del monitoreo de los recursos del sistema, el cual estará integrado por representantes del Estado, de los jubilados, de los trabajadores, de los empresarios, de los bancos y del Congreso. Este consejo sólo supervisará los recursos (no los administrará) y sus informes no serán vinculantes. Lo mismo sucederá con la comisión bicameral ad hoc a crearse en el Congreso, que tendrá mayoría oficialista.

- Empleados : la iniciativa "garantiza" el empleo de los trabajadores de las AFJP.

- Comisiones: la Anses no percibirá por la administración de los fondos comisión alguna.

La oposición, firme. La UCR, la Coalición Cívica, Pro, el PJ "rebelde", el Frejuli, mantienen firme su rechazo al proyecto de la Casa Rosada.

Insisten en que Enel Gobierno, más que una reforma del sistema previsional, pretende hacerse de sus recursos ("la caja", dicen) para tapar los baches fiscales.

A la hora de evaluar los cambios al texto original, los calificaron de "maquillaje" y ratificaron su rechazo en el recinto.

Comentá la nota