Jubilaciones que desatan debates

Una resolución de la Secretaría de Seguridad Social habilitó a los investigadores que estén cumpliendo tareas de conducción a jubilarse por el régimen especial. Los sindicatos tienen posturas encontradas sobre la conveniencia de esa norma.
La jubilación de los docentes universitarios vuelve al centro de la polémica. A partir de una resolución de la Secretaría de Seguridad Social (SSS) que integra a las autoridades de universidades nacionales al régimen de jubilación especial para investigadores en caso de que cumplan con los requisitos, la Conadu Histórica observa una "señal de que están trabando el proyecto jubilatorio que está en Diputados". En contrario, otro gremio del sector, la Conadu, plantea que se está "tapando un pequeño bache que es positivo y sirve para que la reglamentación del proyecto previsional para los docentes universitarios se apruebe".

La Conadu Histórica encontró la aparición de la medida como una forma de demorar la sanción del proyecto de ley de jubilación especial para los docentes universitarios que duerme en la Cámara de Diputados, desde hace un año. "No es un momento propicio para salvar a las autoridades y dejar sin jubilación al resto de los docentes. Esto nos abre una firme sospecha sobre la evidente traba del proyecto de jubilación en Diputados", aseguró a Página/12 Sergio Zaninelli, dirigente de la Conadu Histórica y especialista en temas previsionales del sector. Además Zaninelli denunció que "en el acuerdo al que llegamos con los rectores en el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y la Secretaría de Políticas Públicas en abril se comprometían a no jubilar docentes hasta que se sancionara la ley. No lo están cumpliendo".

La resolución de la SSS establece que se amplíe la 41/05 "al personal que sean docentes-investigadores con dedicación exclusiva de las universidades nacionales en los períodos en que dichos docentes cumplan tareas de gestión como autoridades universitarias, con retención del cargo docente que los incluye en la ley especial" y agrega que continuarán realizando el aporte del dos por ciento diferenciado que implica ser integrado a la jubilación de privilegio mientras se mantengan en las tareas de conducción académica.

Para Conadu la resolución emitida por la Secretaría de Seguridad Social viene a "corregir una situación que era irregular. Las autoridades de universidades nacionales que reunían los requisitos para ser contenidos por la ley del 85 por ciento (para investigadores) perdían la posibilidad de acceder al régimen a partir de su designación" como funcionarios académicos, aseguró el secretario adjunto de la Conadu, Pedro Sanllorenti. Para el gremialista la adecuación de la norma "tiene una incidencia pequeña sobre a quiénes va a favorecer. No creo que tenga relación sobre lo que suceda con el proyecto que impulsamos en Diputados".

Los docentes universitarios que no ingresan en la categoría de investigadores para jubilarse lo hacen por el sistema previsional general. Pero existe otro sistema jubilatorio especial para los docentes que implica un haber para la clase pasiva del 82 por ciento móvil, por ello los académicos plantean que se amplíe para que los contenga también a ellos. El proyecto que ya cuenta con media sanción de los senadores fue sujeto a algunas modificaciones que provocaron su estancamiento en la Cámara baja donde duerme desde hace casi un año. En la última reunión que mantuvieron los sindicatos con los diputados de las tres comisiones que deben aprobar el proyecto para su tratamiento parlamentario habían acordado realizar una reunión conjunta para que en ese mismo acto tuviera las firmas necesarias, pero todavía no se concretó.

Las novedades que puedan surgir a partir de las elecciones pasadas influirán en la agenda del Congreso. El reelecto diputado oficialista Juan Carlos Díaz Roig, presidente de la Comisión de Previsión Social, anunció en Formosa que la ley de jubilaciones para los docentes universitarios estaba "primera en la lista de prioridades", pero aún no se observan movimientos en la cámara que indiquen ese camino. La Conadu Histórica ve con recelo la inactividad legislativa y por ello Zaninelli dijo que "no puede ser que se salven los capitanes del barco primero y después la tripulación. Es al revés. No vamos a esperar al 11 de diciembre para tratar el tema con los nuevos diputados. Si no se sanciona la ley después del receso invernal vamos a realizar medidas de fuerza".

Comentá la nota