Jubilaciones: advierten sobre una posible oleada de juicios

Es por la diferencia de haberes que cobra un jubilado de las ex AFJP y otro estatal.
Si en lugar jubilarse o pensionarse entre 1994 y 2008 a través de una AFJP, hubieran sido afiliados de la ANSeS durante ese mismo tiempo, unos 300.000 jubilados o pensionados del ex sistema privado estarían cobrando en la actualidad haberes más altos. En la mayoría de los casos la diferencia gira en torno de un 70% más.

Y se beneficiarían también los que no cobran nada porque aportaron poco y sus cuentas de capitalización quedaron en cero. Estos casos ahora estarían cobrando el haber mínimo.

Por eso, los especialistas previsionales advierten que esto ha generado una brecha en el sistema que podría traducirse en juicios masivos de gente que reclame que les recalculen sus haberes de acuerdo a las normas del sistema público. Y enumeran dos argumentos que irían en esa línea: que el Estado promocionó en su momento un sistema (el de las AFJP) que resultó perjudicial para los beneficiarios; y que, ahora con el régimen previsional unificado, a igual sueldo y años de aportes, no puede haber diferencias a la hora de cobrar los beneficios.

Se daría así una extraña paradoja. Mientras muchos afiliados de las ex AFJP reclaman por la vía judicial que se preserven sus fondos girados a la ANSeS transfiriéndolos a una compañía privada, los que ya pasaron por esa etapa activa y se jubilaron por el régimen privado van a empezar a reclamar que les paguen sus jubilaciones o pensiones como si siempre hubieran sido afiliados al Estado.

A modo de ejemplo, la especialista Elsa Rodríguez Romero explicó a Clarín que a igual sueldo y años de aportes, un jubilado que aportó a partir de julio de 1994, cuando arrancó el sistema privado, está cobrando por esos aportes un haber de $ 740 mensuales, muy inferior a los $ 1.265 que hubiera obtenido de la ANSeS.

El abogado previsional Guillermo Jáuregui agrega que la ley que eliminó las AFJP plantea que por "los servicios prestados durante los períodos en que el trabajador estuvo afiliado a una AFJP deben liquidarse como si hubiesen sido prestados al régimen previsional público. Entonces, al practicarse el reajuste del haber actual también debe considerarse que los anteriores aportes al régimen privado se deben tomar como si se hubiesen efectuado al régimen previsional público y recalcular el haber inicial, añadiendo la movilidad".

En la ANSeS rechazan la idea de reconocer hacia atrás esas diferencias de beneficios acordados cuando regían otras leyes y normas. "Ya estamos garantizando que cobren el mejor haber que percibieron cuando estaban en las AFJP. Ahora, los beneficios otorgados no se modificarán", dicen.

No obstante, tanto Rodríguez Romero como Jáuregui destacan que la Justicia ordenó, en recientes fallos, que el Estado les pague a jubilados que nunca aportaron al Estado los beneficios del sistema público. Por ejemplo, la garantía del haber mínimo o el plus del 40% de zona austral a pensionados de AFJP que estaban cobrando menos porque nunca aportaron a la ANSeS.

Comentá la nota