La jubilación anticipada pasaría por la Legislatura

El ministro Leandro Bertoya confirmó que se trabajará a partir del martes en la cuestión técnica para un régimen de jubilación anticipada para el Estado en Neuquén. Habló de una "voracidad insaciable" de los empleados públicos por quedarse con el dinero del Estado.
El ministro de Desarrollo Territorial de Neuquén confirmó que el martes próximo se comenzará a trabajar en una propuesta técnica para instrumentar la jubilación anticipada en la administración pública, que probablemente se pase por la Legislatura con forma de proyecto de ley. El objetivo es claro: achicar la masa de empleados públicos, tanto a nivel provincial como municipal.

Bertoya fue contundente en este sentido, ya que más que hablar de estrechez presupuestaria, prefirió enfatizar que hay "gastos excesivos en personal" en el Estado neuquino.

"Tenemos 48 mil personas en el Estado provincial, 15 mil en municipios, más de 20 mil subsidiados…hay una masa salarial y en aportes que invalida cualquier acción del gobierno en otros campos", sostuvo el funcionario, en declaraciones al programa Sinpelos, en Radio del Valle.

En este contexto, y al referirse a la última reunión que mantuvo con intendentes, se refirió a la disparidad que hay entre municipios, que presentan buenos y malos ejemplos. Dentro de lo malo, puso como ejemplo al Deliberante de Añelo "cuyos concejales se aumentaron el sueldo como primera medida, cuando ellos mismos habían denuncia que se recibía un municipio con dos pesos como toda existencia de caja".

Como contrapartida, mencionó a municipios como San Patricio del Chañar, "con una masa salarial que no sobrepasa el 30 por ciento del presupuesto", u otros municipios como Cutral Co "que hacen una buena administración, y que ahora, con cuestiones como el cobro del agua (por primera vez en esa localidad) conseguirán aumentar su recaudación propia y hacer realidad la autonomía municipal".

"Estamos tratando de detener esa voracidad insaciable de los empleados públicos por quedarse con todos los dineros públicos", sostuvo sin medias tintas el ministro.

"Si no fijamos criterios, límites al ingreso a la planta, si no calificamos al personal, indudablemente la situación va a tender a agravarse", destacó.

Comentá la nota