La Ley de Jubilación, ahora en la mira de los gremios estatales

Los gremios estatales dicen que dijeron basta. Así lo afirman en una solicitada firmada por doce gremios y organizaciones reclamando al Gobierno provincial la derogación de la ley de Jubilación, un reclamo que puede saltar a la agenda política y sindical como un elemento de unidad.
Los sindicatos firmantes son ATE, UTELPA, SADOP, AMET, Viales, Luz y Fuerza, SIPOS, SOEM, Judiciales y UPCN, los centros de jubilados de Santa Rosa y General Pico y la Central de Trabajadores Argentinos.

El lema de la solicitada dice: "La paciencia tiene un límite...". Menciona que "desde hace cinco años los gremios y centros de jubilados venimos reclamando la modificación de la Ley Provincial de Jubilación, sancionada a espaldas de los trabajadores como Ley de Emergencia Previsional en 1995".

Los gremios y los jubilados piden la "eliminación de los 95 puntos, recálculo del haber (de los últimos 10 años, el promedio de los 3 mejores)". El reclamo es a la Cámara de Diputados.

El reclamo de los gremios estatales fue planteado en forma intermitente. Pero nunca en forma sostenida. El gremio que más insiste con la modificación de la ley de jubilación es UTELPA, porque obliga a los docentes a estar frente a alumnos hasta los 60 años a las mujeres y hasta los 65 a los hombres. Además, en ese reclamo los docentes tienen un frente común con AMET (los técnicos de escuelas técnicas) y SADOP.

Pero los otros gremios también padecen la ley de emergencia jubilatoria. Lo padecen con el cálculo de los haberes, en el caso de quienes se jubilan actualmente. Además, esa jubilación irá decreciendo cuando entren a jugar en los cálculos los deprimidos salarios de los años ‘90.

Los gremios estatales fracasaron a la hora de plantear una de las reivindicaciones que aparecía más clara como el plus patagónico. A pesar de la insistencia del reclamo y los argumentos políticos a favor, no lograron sumar masa crítica en torno a ese reclamo. Hoy la apuesta, en el tema del plus patagónico, es un planteo judicial (un recurso de amparo) en el que se pide a los poderes Legislativo y Ejecutivo una definición. Por eso este planteo de la modificación de la ley de jubilación pretende retomar la senda de las luchas que aglutinen a diferentes sectores.

La pelea salarial aparece como una reivindicación urgente, pero que el Gobierno logró atomizar a través de la negación de la paritaria (una situación que los gremios estatales parecen aceptar resignadamente) y del pago de adicionales.

El reclamo de la derogación de la ley de jubilación puede aglutinar a todos los gremios. Y además sumar a los jubilados. También aparecen gremios que sufren la derogación de sus convenios como Luz y Fuerza, Viales y SIPOS que de todos modos se mantienen en el frente gremial.

Comentá la nota