En San Juan el vino este año tendrá menos grado

Los vinos recién elaborados saldrán el 1 de junio al consumo. Y tintos y blancos locales tendrán 2 grados menos que Mendoza.
El Comité Técnico Asesor, formado por representantes de distintas entidades vitivinícolas y técnicos del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), decidió ayer que los vinos elaborados este año saldrán a la venta al mercado a partir del 1 de junio próximo, la misma fecha que se repite hace 5 años.

La novedad este año es que los tintos y blancos sanjuaninos tendrán menos graduación alcohólica que los de Mendoza, algo poco usual pero que se venía perfilando durante la vendimia: Por las inclemencias del clima este año las uvas sanjuaninos tuvieron menor tenor azucarino que en Mendoza, algo que históricamente siempre fue al revés.

A raíz de esa circunstancia, el vino nuevo blanco 2009 tendrá en San Juan 12,5 grados y el tinto 12,7 grados. En cambio en Mendoza, los blancos tendrán 12,7 grados y los tintos 12,9 grados, según adelantaron ayer fuentes del INV.

La decisión fue tomada ayer y será anunciada hoy al mediodía formalmente para todo el país.

En el encuentro, los técnicos decidieron que la graduación alcohólica que tendrán los vinos éste año será diferenciada por color y zona. El año pasado tuvieron grado único los tintos y rosados y diferencial entre los blancos, según la zona de elaboración. Para los vinos de Mendoza se estableció además que el grado será único para todos los oasis productivos y no se diferenciará como ocurrió el año pasado cuando se estableció un grado distinto para las frías zonas sureñas de San Rafael y General Alvear.

El año pasado los vinos tintos sanjuaninos y mendocinos tuvieron 12,8 grados, en tanto que para los vinos blancos de San Juan se estipuló un grado de 12,70 grados, mientras que para Mendoza, fue de 12,40 grados y para el sur mendocino -departamentos de San Rafael y General Alvear-, el grado alcohólico fue de 12,10 grados.

Color

Este año además se cumplirá lo acordado el año pasado: Elevar a 500 las unidades de color que debe tener un vino tinto para ser considerado como tal.

Actualmente rige una resolución del Organismo Fiscalizador que obliga a los vinos para ser considerados tintos, que tengan 400 unidades de color con una tolerancia del 10%. El año pasado el comité del INV consideró que había necesidad de elevar la exigencia, pero lo postergó para este año. Ayer los técnicos resolvieron cumplir con ese acuerdo, por lo que hoy también se anunciará el cambio de norma: Los vinos tintos elaborados en el 2009 deberán contener un índice de 500 unidades de color con una tolerancia en su circulación de hasta el 10%. Esto implica que habrá mayor exigencia, es decir, se necesitarán vinos más coloridos para mejorar los tintos promedio.

Finalmente hoy se espera que el Comité Técnico Asesor de a conocer los cálculos de existencias o stocks de vinos para el año, lo que permite pronosticar con mayor precisión cuánto más puede subir el precio.

Hasta ahora sólo se sabe que los registros de despachos (salidas) al consumo de abril y mayo fueron muy bajas, influenciados por la baja de fraccionamiento de los grandes operadores.

Toda esta información agrega mayor complejidad al análisis de los especialistas que por estas horas andan con calculadora y lápiz en mano. Por cierto, tanta expectativa "mete presión" sobre el precio de los vinos, fundamentalmente de los tintos, que se han encontrado con una cosecha 2009 pobre -es la menor de los últimos años (30% menos en el promedio regional)-, que ya se especula con una existencia muy acotada de vinos y mostos para el 2010: Se calcula que llegaría raspando a los 4 ó 5 meses de stock técnico y que además se ha elaborado más vino blanco que tinto, sumado a la exigencia de las 500 unidades de color como base mínima.

Comentá la nota