San Juan triplicó el gasto social

En los últimos 4 años, saltó de 27 a 80,8 millones. Dicen que ayudó a bajar la pobreza y la indigencia.
Los recursos que San Juan destinó a ayudar a los más carenciados se multiplicaron sucesivamente en los últimos cuatro años. Un informe de gestión que dará a conocer hoy el Ministerio de Desarrollo Humano revela que la inversión en 2005 fue de 27,1 millones de pesos; mientras que este año asciende a 80,8 millones de pesos. El ministro Daniel Molina aseguró que no es porque existan más necesidades, sino porque mejoró la calidad de la asistencia a través de planes que antes no existían y una mayor cobertura. El incremento presupuestario es común a todas las áreas, pero en el gobierno lo definen como una de las causas de la baja de los índices de pobreza e indigencia que dio a conocer el INDEC.

El informe oficial será presentado como un balance de gestión de Desarrollo Humano en el primer año de gestión del segundo gobierno de José Luis Gioja. Pero hay cifras globales que van más allá de 2008. Por ejemplo, los aportes que viene haciendo la provincia -también pone plata la Nación- al presupuesto que se destina a atender a los de más bajos recursos.

El documento también detalla el estado actual de algunos planeas nacionales y uno de los datos más significativos es el nivel de incumplimiento en los Manos a la Obra. De 843 proyectos relevados, sólo hay en funcionamiento 265.

Molina dio por descontada la efectividad en la aplicación de los recursos desde el 2005 a esta parte y a modo de ejemplo, contó que en la Dirección de la Niñez (Ver Infografía) se revirtió el destino de los fondos. Además, concluyó: "a medida que aumentó la inversión, bajó la cantidad de pobres e indigentes".

El ministro aseguró que parte del incremento se explica en que "no sólo mejoró la cantidad de programas sino la calidad". De los estrictamente alimentario, afirmó, "pasamos a un perfil de ayudas que buscan que el desarrollo de las personas sea sostenido en el tiempo y no algo temporal".

Más allá del impacto inflacionario, citó nuevos programas que paga la provincia y que se pusieron en marcha en la era giojista. Entre ellos, colonias de vacaciones para adultos mayores, subsidios y créditos para proyectos autoproductivos y capacitación laboral. Estos dos últimos, dijo, "vitales" para bajar el número de pasantes y jefes de hogar.

Por otra parte, aseguró que llegan a más chicos con la Copa de Leche, que ampliaron la cobertura de prácticas médicas y de las colonias de vacaciones, en donde la cantidad de chicos pasó de 2.000 a 10.000 entre 2004 y 2008.

Comentá la nota