Juan Pedro Chaves: "Tipos que querían meter preso a Bruera a los seis meses integraban su lista"

"Queremos que haya una renovación dirigencial con gente joven, que no esté viciada de de las peores prácticas de la política", señaló Juan Pedro Chaves, concejal platense electo por Unión Pro.
De este y otros temas vinculados a la política local, provincial y nacional, el dirigente felipista, que también se desempeña como secretario legislativo del bloque Unión Peronista en la Cámara de Diputados bonaerense, habló en esta entrevista exclusiva con Agencia NOVA.

- ¿Cómo ve a Unión Pro en el ámbito específicamente local, una vez transcurridas las elecciones y de cara al recambio legislativo de diciembre?

- Pasó la etapa de la elección, en la que se juntaron tres fuerzas políticas bastante rápido, con algunas ideas en común. Pero el objetivo era generar un espacio de poder que hiciera un contrapeso con el otro espacio de poder, que es el especio de Néstor Kirchner, y en La Plata representado por Pablo Bruera. Unión Pro, a nivel local, intenta configurar un contrapeso del oficialismo. Así surgió el espacio. Hoy en día, estamos en una etapa atípica, previa a la asunción de los cargos. Dentro de esa transición, estamos todos con la expectativa de ver cómo se van a ir acomodando este conglomerado de personas y espacios políticos. Después, una vez que empiece a funcionar la maquinaria del sistema republicano, que es la representación en el Concejo Deliberante, la situación se va a ir acomodando sola, con el andar. Y, dentro de ese acomodamiento, se van a ir definiendo algunos temas como la presidencia del bloque, si va a haber un bloque solo o tres, si las posturas frente a las propuestas del oficialismo van a ser unificadas o si tendremos disenso en algún tema.

- En su última visita a La Plata, De Narváez habló de que su intención es que haya un solo bloque legislativo no sólo en la Legislatura, sino en todo los ámbitos legislativos de la Provincia. ¿Cómo está la situación en la ciudad?

- Esto se acomoda de todas maneras. Primero, hay una directiva con respecto a la unidad del espacio. Y nosotros tenemos la directiva de conservar la unidad dentro de este espacio. Pero también, hace una semana, nosotros estábamos más cerca de hacer un bloque con Francisco (De Narváez) y el Pro hacer otro bloque separado; pero, hace dos semanas, la idea era hacer tres bloques independientes.

- O sea que las fichas se van reacomodando…

- Todavía no está definido. Por supuesto, nosotros estamos a favor de la unidad. Pero eso depende de otras variables.

- También se habló mucho de un posible acercamiento de Bruera al espacio de Unión Pro. ¿Ustedes podrían intentar construir una unidad peronista en la Ciudad?

- Nosotros buscamos la unidad del peronismo, pero dentro de un debate interno y dentro de una elección democrática de las autoridades, nada que venga impuesto, como fue el armado de las listas en La Plata. Creo que hubiese sido mucho más sano que haya habido internas, antes de que hubiera una lista única como se hizo, con facciones del peronismo totalmente enfrentadas. O sea: tipos que querían meter preso a Bruera, a los seis meses estaban integrando la lista con él. Y lo querían meter preso en el sentido literal de la palabra. Pero, a los pocos meses, estaban firmando todos juntos una lista en conjunto para establecer las autoridades partidarias en La Plata. Esa es una unidad ficticia. Pero si hay elecciones, con un ganador, y el perdedor llega a ocupar el 25 por ciento de la minoría, si es que llega, ya se va depurando y ordenando el partido, y los que quedan hacen fila y todo se va a acomodando.

- ¿O sea que hoy Pablo Bruera, actual presidente del PJ local, no es un presidente legitimado por los votos de los afiliados?

- Totalmente. Hace tiempo que el PJ no puede contener a todo el peronismo. Desde la década del ’90 pasa esto. Ya empezó con la disputa entre renovadores y ortodoxos en la década del ’80, y hasta el día de hoy el PJ contiene cada vez menos al peronismo. El peronismo es muy grande. Como decía Perón, "todos son peronismo". El tema es quien está dentro del partido, y hay ciertos sectores que se han enquistado en el partido que han hecho que muchos hayan buscado la opción peronista por otro lado, a veces de forma equivocada y otras, acertada. Está el ejemplo de "Chacho" Álvarez con el Frente Grande, que después se sumó a la Alianza: peronismo. (Aldo) Rico dice que es peronista. (Luis) Patti dice que es peronista. El peronismo de los Rodríguez Saá tiene otro partido, por fuera del PJ local. Nosotros, lo mismo: Felipe. Francisco De Narváez. "Chiche" Duhalde, porque en su momento había dos PJ: "Chiche" de un lado y Cristina Fernández de Kirchner del otro. Por eso, en el 2005, Elisa Carrió, cuando Cristina y Chiche fueron electas senadoras, denunció un fraude a la ley porque eran todos peronistas. O sea, decía que fue un artilugio electoral para que el peronismo se quedara con los tres senadores por la provincia de Buenos Aires.

- Pasando al plano local, ¿cómo ve la ciudad?

- La veo con algunos déficits. No la veo mal, pero tampoco bien. La veo mejorable. Lo que noto es la gran deficiencia del gobierno de Pablo Bruera que, a casi dos años de gestión, recién ahora está perfilando lo que es el proyecto de gobierno. Y una persona que estuvo tanto tiempo siendo candidato, tanto tiempo recorriendo la ciudad, que no haya llegado al municipio y en los primeros 10 días de gobierno no haya sacado 50 ó 60 decretos y ordenanzas para hacer lo que tenía pensado hacer… Eso me llamó la atención: asumió sin tener un plan claro de lo que quería hacer. Lo que hizo fue limpiar la ciudad con las cooperativas, pese a que yo tengo algunos reparos con el tema de las cooperativas, pero no elaboró un plan para la ciudad para sus cuatro años de gobierno. Tampoco le dio un perfil a la ciudad: ni ciudad cultural, ni académica, ni turística, ni productiva. Quizás ahora, en estos dos años que le quedan, lo defina.

- Respecto del tema de las cooperativas que prestan servicio a la Municipalidad, ¿cuáles son esos reparos que mencionó?

- Las cooperativas están constitutitas por socios cooperativistas. Históricamente, se usaron para pasar por encima derechos laborales. Por ejemplo: el barrendero de la calle tiene un convenio colectivo de trabajo por el cual tiene su salario mínimo, un horario, y debe cumplir ciertas condiciones de seguridad; en cambio, la cooperativa hace que se realizce el trabajo de un barrendero sin pagarle como barrendero lo que corresponde por ley. Eso se llama fraude de la ley. Es un artilugio legal para violar contra ley. Por supuesto, hay una realidad: falta trabajo y contención social. Hay que buscar la mejor manera, pero no se puede hacer de las cooperativas un fin en sí mismo: debería tomarse como una medida momentánea.

- A partir de que ocupe su banca, ¿en qué se van a centrar sus proyectos?

- Voy a empezar a elaborar un proyecto para la ciudad a partir de 2011, que es lo que a mí me parece que le falta a la ciudad. Va a ser un proyecto global: transporte, salud, higiene y salubridad, trabajo, producción, todo. Voy a ocuparme de todo.

- Si a usted le tocara conducir los destinos de La Plata, ¿qué perfil le daría a la ciudad?

- Primero, reconocerle la capitalidad histórica. A raíz de eso, tenemos, aparte del turismo cultural (edificios históricos, la ciudad planificada), la parte administrativa, articulando con el gobierno la provincia de Buenos Aires la concentración administrativa: dónde están ubicados los ministerios, las oficinas. Por ejemplo, el Ministerio de Desarrollo Social no puede estar en 7 y 55. Eso hay que hablarlo. Tiene que juntarse el intendente y el gobernador. Como hay movilizaciones, deberíamos instalar el ministerio en 120 y 32, por ejemplo; entonces, si la gente quiere hacer una manifestación, que la haga ahí; que se manifieste tranquilamente y que el ministerio esté desconcentrado ahí. Ese es un ejemplo. Darnos cuenta de cuáles son nuestras aptitudes y después desarrollarlas. Otro ejemplo es el cordón productivo. La producción frutihortícola que tenemos crece solamente en esta ciudad del país: eso es una ventaja comparativa. Y, después, y esto es muy importante, articular el tema del puerto. Hay que tener una política regional de integración con la zona portuaria y la productiva para establecer un corredor productivo para poder salir por el puerto. Con Berisso, Ensenada, Magdalena, Punta Indio, Brandsen…

- Volviendo al plano nacional, ¿cree que para el 2011 el peronismo va a regularizar su situación?

- Lo que quiero personalmente es que se regularice. Pero creo que no se va a lograr. Porque hay gente muy extrema, como los Kirchner, que no van a dar el brazo a torcer. No es gente generosa ni magnánima en el armado político.

- ¿Cree que los Kirchner han alambrado la estructura del PJ?

- Creo que sí. Y, además, son intransigentes. Fijémonos que (Carlos) Menem, como conductor del PJ, era un tipo más abierto. Convocaba, y hasta hubo internas en la época de Menem, dentro de la gran pelea que tuvo con el PJ, al que partió. Pero bueno, eso fue dentro de todos los males que había en ese momento, que uno creía que eran los males mayores, y ahora vinieron males peores…

- O sea que esta iniciativa del Gobierno de la reforma política no la ve llegando a buen puerto…

- Ya hubo internas abiertas, pero la clase política no usó bien la ley. Porque se buscaba saltear algunos mecanismos. Por ejemplo, no te dejaban participar en la presentación de las boletas y, como había una lista sola, no había internas. Era voto en blanco o la lista esa: era ridículo. O, por ejemplo, un pícaro mandaba a votar a la lista de otro partido, metiéndose en otra interna. O sea, hay que perfeccionar el sistema. La dirigencia debe madurar.

- ¿Cuánto influyó el hecho de que sea cuñado de Felipe Solá para que hoy ocupe una banca en el Concejo Deliberante?

- Influyó en el sentido de la llegada que yo tengo con Felipe (Solá). Pero el que conoce a Felipe sabe que él nunca levantaría el teléfono para pedir una cosa así. No lo haría ni por el hijo ni por la esposa. Mi llegada fue por un posicionamiento político propio, de muchos años de estar en esto. Mi familia tiene un origen peronista platense. Hago política desde que tengo 12 años. Milité mucho con Carlos Bonicatto y, después, cuando Julio Alak rompe con Felipe, yo sigo vinculado al felipismo por el lado de Ismael Passaglia.

- ¿Lo ve a Solá yendo solo a las elecciones presidenciales, o integrando una posible fórmula con Reutemann?

- Felipe se está consolidando como la opción presidencial desde la provincia de Buenos Aires. O sea, la provincia de Buenos Aires tiene un solo candidato a presidente, que es Felipe. Después hay otro que está en Chubut, otro en San Luis, otro en Santa Fe, otro en Córdoba, etc. Felipe es la opción justicialista de la provincia de Buenos Aires. Eso es lo que se está consolidando. Obviamente, para llegar a presidente pretende tener un consenso con los máximos referentes del peronismo de todas las provincias del país. (www.agencianova.com)

Comentá la nota