Juan Mónaco: "Otros no se sacrificaron por el país como yo".

"La verdad que ahora estoy muy mal. Destruido y me cuesta mucho hacer un análisis. Pero dejé todo en la cancha y no tengo nada para reprocharme. Jugué contra un gran tenista, que para mí no estaba lesionado y me ganó bien", comentó Mónaco, aún con lágrimas en los ojos.
"Traté de hacerlo correr, de moverlo pero ésta es su cancha favorita y sabía que era un partido muy difícil. Tuve mis chances en el primer set cuando saqué 5-4 pero me costó defender el saque y él tuvo un poco de suerte también", especificó el tandilense, quien, agrego que se podría reprochar algo si hubiese perdido este partido sobre polvo de ladrillo pero no en Ostrava. "Esta superficie no me favorece para mí juego y por eso hubo veces que me costó encontrar la forma de jugar. Además él estuvo en un gran nivel. Yo sentí a partir del segundo set que el partido se me iba y no podía hacer nada. Lo luché hasta el final pero lo perdí", añadió.

Mónaco se sinceró al decir que le va a costar mucho recuperarse de esta derrota porque había dejado "cosas de lado y por la gran expectativa que tenía para pasar a las semifinales de la Copa Davis". Por último, el tandilense elogió a su compañero Juan Martín del Potro por el partido que le ganó a Tomas Berdych.

"Juan ganó un gran partido, que fue muy importante porque me dio la oportunidad a mí de definir la serie y por ese motivo también estoy desilusionado", concluyó.

Comentá la nota