Juan Manzur anunció la descentralización del control por laboratorio

Juan Manzur anunció la descentralización del control por laboratorio
El ministro de Salud, Juan Manzur, mantuvo una reunión con los jefes de las bancadas de la Cámara Alta, para ponerlos al tanto de las últimas novedades respecto de las medidas coordinadas que se están tomando en todo el país ante el avance del virus de la gripe A.
Durante el encuentro, que duró casi dos horas, Manzur explicó a los senadores la mecánica de descentralización de pruebas de laboratorio que se está llevando adelante, con el objetivo de descomprimir al Instituto Malbrán de esta responsabilidad, informaron fuentes de la cartera sanitaria. Esta medida era reclamada desde tiempo atrás por el Senado.

Manzur también manifestó que actualmente se atraviesa la fase de "mitigación" de la enfermedad, y por este motivo, más allá de contabilizar el número de afectados, el ministerio está trabajando para saber "por dónde está circulando el virus, con qué intensidad y cuáles son las nuevas medidas que se pueden adoptar".

Consultado acerca de la tasa de mortalidad que provoca en Argentina la gripe A, Manzur negó que sea superior a la registrada en otros países.

El ministro puso al tanto a los senadores de las iniciativas que adoptó desde que asumió su cargo, y las decisiones adoptadas en el marco de la reunión del Consejo Federal de Salud, de la cual participaron titulares de carteras sanitarias de todo el país.

También indicó que el Ministerio cuenta con el asesoramiento permanente de especialistas en la materia, como Daniel Stamboulian y Pedro Cahn, además de instituciones como la Sociedad Argentina de Infectología y la Sociedad Argentina de Pediatría.

Manzur también subrayó que el gobierno está incrementado la compra de antivirales y remarcó que el comportamiento del virus en nuestro país "es similar" a lo que ocurre en otras latitudes, con la salvedad que la situación es más compleja en el hemisferio Sur debido a las bajas temperaturas.

Según el ministro, por este virus hay 70 personas fallecidas a la vez que, según explicó, se estima que hay alrededor de 107 mil afectados, de los cuales el 90 por ciento cursó o está cursando la enfermedad "en forma muy leve o asintomática".

El funcionario también reiteró que el Estado se hará cargo del tratamiento de pacientes en instituciones privadas en caso de que no pueda efectuarse en hospitales de la red pública.

Comentá la nota