Juan Manuel Urtubey: "Cristina es un tapón que aleja al peronismo de la renovación"

Juan Manuel Urtubey:

Gobernador de Salta, PJ.

En su paso por la Fiesta de la Vendimia, Juan Manuel Urtubey compartió actividades con su par radical Alfredo Cornejo, coincidió en un almuerzo con Gabriela Michetti -él y su mujer Isabel Macedo conversaron con la vicepresidenta- y se reunió con un grupo de peronistas mendocinos, entre los que no hubo kirchneristas. Largada la disputa electoral, con Mauricio Macri decidido a confrontar con Cristina, el gobernador de Salta es uno de los peronistas que busca asomar entre la polarización. “Este es el Gobierno que eligieron los argentinos y desde mi lugar ayudo en lo que puedo para que le vaya bien. Mi lógica es que nuestra propuesta en 2019 no debe ser de confrontación, tiene que ser superadora”, dice en una entrevista con Clarín.

-¿Cómo ve la situación del peronismo, por el momento una ventaja para el Gobierno?

-Creo que recién estamos procesando lo que significa que la gente nos haya puesto en un lugar distinto al que estamos acostumbrados. El peronismo en el rol de oficialismo se maneja con mucha comodidad. En su rol de oposición ha habido distintas reacciones, eso nos pone en alguna medida en posiciones bastante equívocas. El ordenador de la elección va a ser el posicionamiento de los dirigentes en cada una de las provincias. El peronismo deberá empezar a reconstruirse desde la base, no desde arriba.

-¿Cuánto influye Cristina en ese escenario, aleja el peronismo del poder?

-Yo creo que sí, que no es positivo. Es una especie de tapón que le resta visibilidad a la posibilidad de renovación, pero mi experiencia me demuestra que la renovación se consigue desde la militancia y la vocación de cambio, no desde los renunciamientos de nadie. Cuando efectivamente esté maduro el proceso de renovación del peronismo, va a ser la gente la que nos va a poner a cada uno de los dirigentes en su lugar.

-¿Cómo incide la situación judicial de la ex Presidenta en lo electoral?

-No conozco el proceso judicial, sería buenísimo que se aclare todo para que no quede ninguna duda. No todos los políticos somos lo mismo y si alguien cometió ilícitos tiene que pagar. En cuanto a la política, evidentemente hay un sector de los argentinos en donde ella tiene una ascendencia importante y hay que respetarlo. Yo pienso distinto, creo que es una instancia y una etapa a superar. En definitiva depende de lo que diga la gente.

-¿Hay alguien que le pueda ganar a Cristina en una interna en la provincia de Buenos Aires?

-Yo creo que sí, pero habrá que ver qué es lo que hacen y cómo se ordenan en la provincia. Me parece bárbaro si Florencio (Randazzo) decide participar y enfrentarla. Es un dirigente de prestigio que además demostró ser un muy buen gestor.

-A Macri y el kirchnerismo les conviene polarizar. ¿Cómo afecta eso al resto del peronismo?

-A ellos les viene bárbaro, uno se para como la contracara del otro. El peronismo debe generar una instancia superadora, porque en esta lógica está planteándose al peronismo como el pasado y a lo que tenemos hoy como el presente con proyección a presente continuo hacia adelante. Es inobjetable que el presente es del Gobierno, el peronismo tiene que ser el futuro y no el pasado. Hay que salir de la polarización, porque no le sirve a la Argentina.

-Su posicionamiento por momentos queda muy cerca del Gobierno. Con el acuerdo del Estado con el Correo, por dar un caso, fueron más críticos algunos integrantes de Cambiemos que usted.

-En ese caso lo que digo es que si en la Argentina se eligió de Presidente a un empresario, rodeado de empresarios, que tienen actividad económica ellos y sus familias, que han contratado con el Estado ellos y sus familias, y la gente los votó, lo que hay que verificar es si las cosas están dentro del marco de la ley. A uno le puede gustar o no, pero en definitiva es una apreciación que se debió haber hecho cuando se los eligió. Entonces repito: es bueno que el acuerdo con el Correo sea totalmente transparente, que sea abierto, que todos sepan. Si se hizo algo mal, está la Justicia que lo tiene que corregir.

-¿Cuál es su mayor crítica al Gobierno?

-Aun con un rumbo que puede ser compartido en grandes trazos, me parece que hay que ponerse un poco más en el cuero de la gente. Yo quiero que a la Argentina le vaya bien, pero con todos los argentinos adentro. Está buenísimo cuando el Gobierno se rectifica, pero es mejor tratar de hablar un poquito antes, escuchar un poco antes y evitar eso, porque genera un clima de zozobra que también atenta contra la seguridad que necesitamos los argentinos.

-¿Cómo sustenta su aspiración presidencial desde Salta, con la provincia de Buenos Aires en el centro de la mirada electoral?

-No tengo dudas de que en esta elección va a estar todo el foco en Buenos Aires, pero por suerte se eligen cargos en cada provincia y se resolverá en Buenos Aires lo de Buenos Aires, en Salta lo de Salta, en Mendoza lo de Mendoza. En 2019 habrá que buscar qué candidatos aparecen competitivos. En lo personal voy a trabajar para que haya un peronismo competitivo. Si puedo ser candidato, en buena hora. Si tiene que ser otro, acompañaremos a otro.

Coment� la nota