Juan Manuel Torres: "La única forma es cambiar de gobierno, ya que el gobierno no va a cambiar"

El concejal afirma que es un "despropósito" el rechazo, sin argumentos, de la creación del Defensor del Pueblo. "En Mercedes lo único que progresa es el atraso", sostiene. Dice que el justicialismo "se pone la soga al cuello"
El lunes se trató y se rechazó finalmente, en la última sesión ordinaria, la implementación del cargo de Defensor del Pueblo que había sido presentado hace un año para la ciudad de Mercedes. Juan Manuel Torres, concejal radical autor de la iniciativa, tiene en claro que en el rechazo hay una clara determinación de evitar controles. A su vez, marca "la complicidad de los concejales de Selva y de los de Zubeldía, que han logrado una mayoría arbitraria que roza lo antidemocrático. Levantan la mano según las directivas que tienen del Ejecutivo. Esos 12 concejales responden al intendente, entonces no representan al pueblo de Mercedes".

Tras la sesión y el rechazo, "Pancho" Torres expresó que no hay argumentos, lo que convierte la decisión es un despropósito. "Dicen que hay que analizarlo más, que hay que modificar ciertas cuestiones, pero esto no se discutió en comisión porque no hay voluntad. No quieren controles. Se resisten a que existan organismos de control que garanticen una transparencia, que es necesaria. Van a pagar un costo político, todo es evidente", según Torres, quien recuerda que el Defensor está establecido por la Constitución Nacional y se dictó una ley provincial creando la figura del Defensor del Pueblo, para garantizar el control: "La misma ley elevada por el Poder Ejecutivo justicialista recomienda a los municipios y a los concejos deliberantes la creación de la figura del Defensor del Pueblo municipal", indica el edil.

Facultades que molestan

"En Mercedes queremos hacernos los distraídos. Este Defensor tiene una serie de facultades que molestan", según Torres. En la sesión el concejal de la UCR trazó las utilidades del Defensor, entre las que se tiene el control sobre los organismos de seguridad, con el desenvolvimiento de la policía; y mencionó a constitucionalistas que avalan su postura, explicando que en cuestiones ambientales hay "un fuerte temor" en la causas Spagnuolo, del vuelco de tanques atmosféricos por parte de la ciudad de Luján en Mercedes, o de los vertidos tóxicos contaminantes del matadero El Mercedino o la curtiembre Magromer: "Un Defensor del Pueblo podría hacer un seguimiento más efectivo y permanente. Nosotros no tenemos la función de ir a Tribunales, de hacer denuncias o de seguir los expedientes, sino de legislar. Acá hay una intromisión o sometimiento del Poder Judicial al Poder Político. Por ejemplo esto es lo que pasa en la Fiscalía de Mercedes, que acaba de disponer el archivo de la causa de vuelcos de tanques atmosféricos y expresamente comienza diciendo que está probado el delito de incumplimiento de deberes de funcionario público, que el intendente conocía la existencia de la ordenanza que prohíbe el vuelco y que luego lo autorizó. Pero finalmente se argumenta de parte del fiscal oficiando de defensor, buscando eximentes que no resultan de la causa, sino mediante una construcción intelectual, para llegar al archivo. Hay una investigación preparatoria pero los fiscales tienen propiedad de cerrar la investigación sin intervención de un juez", explica Torres y marca que en esa causa se esperaba la citación a indagatoria a Carlos Selva: "Evitaron ese paso", opina sobre el desarrollo de la presentación que fue clausurada de una manera "vergonzosa": "Es un descrédito para el poder Judicial de Mercedes, funcionarios de esta naturaleza dejan que desear".

Desconfianza en el manejo de la cosa pública

Volviendo al Defensor y entre otros temas que serían de su ingerencia, el concejal Juan Manuel Torres recordó la investigación y evaluación con dictamen incluido y apartamiento de cargos en el Instituto Unzué, que ya parece ser parte del pasado, más allá de que fue uno de los temas centrales de la interpelación realizada al intendente Carlos Selva y de una denuncia penal. "En estas causas, que están planchadas o detenidas, que esperan prescripción o archivo, si hubiera un Defensor del Pueblo este tendría la legitimación de poder presentarse como parte y exigir medidas de prueba, así como de seguir el avance del proceso o recurrir si hay decisiones indebidas. Esto es central en una ciudad en la que existe desconfianza sobre el manejo de la cosa pública por parte de la población. Pero el justicialismo se está poniendo la soga al cuello, y este uno de los elementos que los llevó a la derrota electoral. Aquí pusieron toda la estructura municipal y salieron tercero: algo pasa y no lo registran. Hay desconfianza de cómo se manejan los bienes municipales, van a seguir en la misma y no hay una autocrítica", expresa el edil radical, para quien la oposición debe generar una alternativa y cambiar esta realidad: "Estas mayorías ya no son en un sistema democrático. A mí en la sesión me cuestionaron que estaba hablando de política, y ¿de qué vamos a hablar en un Concejo? Desde el bloque de Selva no hubo argumentos y el bloque de Martín Zubeldía tuvo argumentaciones muy pobres. Este poder es declinante, no encuentra el rumbo y va a seguir en el tobogán", vaticina Torres.

"Cambiar el gobierno"

Por último, consultado sobre cómo va a seguir esta inquietud para poder cristalizarla, el concejal dice que espera que pueda tratarse, trabajando previamente, con el achique de las diferencias, en el próximo periodo legislativo: "Yo ví desde un principio que no había voluntad. Nuestro compromiso es volverlo a presentar con la nueva composición del Concejo, en la que el oficialismo tendría a 10 de los 18 concejales. Debemos construir políticas en serio y dejarnos de tonterías. Hay que responder a los intereses generales de la gente. En Mercedes lo único que progresa es el atraso. Se está instalando una autocracia. El intendente es dueño de hacer y deshacer, de presionar a los periodistas si lo critican, de perseguir al personal que no responde a sus pensamientos, de presionar a los concejales que plantean cosas y yo he recibido fuertes presiones desde esas órbitas. Pero lo peor es la fuerte injerencia que se tiene en las designaciones y en los ascensos vinculados al poder judicial. Esto nos crea una situación muy crítica como sociedad. Buena parte del poder judicial está penetrado y mal por el poder político y estamos pagando las consecuencias. Si el Poder Judicial no es independiente estamos perdidos, no tenemos a dónde recurrir. Por eso el elector debe entender la realidad, más allá de los discursos y las mentiras permanentes. Esperemos que cada vez más cantidad de gente se de cuenta de esto: la única forma es cambiar de gobierno, ya que el gobierno no va a cambiar si siguen los mismos actores", completa.

http://www.noticiasmercedinas.com/091112juanmanueltorres.htm

Comentá la nota