Juan Ljumberg, ex Ministro de Economía de Jujuy, subrayó que la Argentina recién estaría superando la crisis financiera a mediados de 2010

Entrevistado en exclusiva por nuestro medio, Juan Gilberto Ljumberg, ex Ministro de Economía de la provincia, expresó que "esta crisis, si bien es cierto es importante, es profunda, no es como algunos piensan, catastrófica a nivel internacional; el abordaje de esta crisis por parte de los países centrales ha sido distinto, ha sido tratar de no dejar caer la demanda e inyectar fondos, recursos, para que se sostenga el nivel de actividad económica, eso ha impulsado una enorme masa de dinero, alrededor de 4 billones, que está empezando a dar sus frutos; y reitero, hacia fines de este año o en el primer trimestre de 2010, la economía norteamericana empezará a tener algunos síntomas de recuperación y dejará de caer, no así la economía europea, que tardará probablemente todo el 2010, y esto se debe a que los sistemas económicos son distintos, el de Estados Unidos es un sistema más flexible, que se adapta rápidamente a los cambios de circunstancia, el de Europa es un sistema más rígido, con reacciones más lentas, y, por lo tanto, eso se ve en las consecuencias de la rapidez de recuperación".
Ljumberg comentó además que "si Estados Unidos se recupera, arrastrará a China, porque el gran comprador de productos Chinos es Estados Unido,s esto significaría que, alrededor de casi un 40% de la economía mundial, estaría en reactivación, y esto es un crearía un efecto de arrastre para el resto del mundo muy importante, en cuanto a la Argentina, en este contexto, seremos beneficiados por esta recuperación más rápida de las economías Norteamericana y China, vamos a sufrir algunos problemas porque Europa es un gran comprador de productos argentinos, alrededor de un tercio, con lo cual uno puede esperar que la recuperación argentina sea más lenta y en un punto intermedio entre Europa y Estados Unidos; estaríamos hablando de una recuperación a mediados del año que viene, por supuesto, en la medida que la política económica local no cometa errores que impidan esta recuperación".

El ex funcionario provincial comentó también que "el Estado Nacional no tiene todos los recursos necesarios que hubiera podido tener si en las épocas de bonanza hubiera realizado los ahorros de un fondo anticíclico, y algunas de las medidas que se tomaron, como todos estos sistemas de créditos para la compra de la línea blanca, han mostrado que son un fracaso, no se produjo por ese lado la reactivación que se esperaba, y a mi juicio, para impulsar una reactivación interna, si es necesario, propuse en su momento establecer un pago mensual por hijo a todos los habitantes del país, a todas las familias, para lo que pondríamos dos condiciones: una, que esté atado al cumplimiento de todos los esquemas de vacunación para los chicos, y que estén y se mantengan escolarizados, que, cada dos meses, se controlara que los chicos se mantienen escolarizados, esto con sistemas informáticos se puede hacer, sin tener que ir a sacar la constancia a la escuela, y contra este cumplimiento, cada hogar recibiría 100, 150, 200 pesos mensuales, lo cual sí aseguraría una mayor demanda, porque la gente, y sobre todo los hogares más humildes, con más cantidad de hijos, volcarán ese dinero al consumo, pero, además, respetando la decisión de cada uno de qué es lo que quiere comprar".

En relación a las nuevas medidas económicas del Estado nacional, Ljumberg comentó, en relación al uso de fondos de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), que "la administración de esa enorme masa de dinero del ANSES, resultante, por un lado, de un fondo de contingencia que había creado hace un par de años, que ronda los 20 mil millones de pesos, o sea, unos 5 mil millones de dólares, y que los fondos traspasados de las AFJP por la incautación de estos fondos por parte del Estado, que eran alrededor de 30 mil millones de dólares, es una masa de dinero muy importante; esta masa de dinero se está aplicando en una forma bastante discrecional, y todavía no hay mucha información, ahí, la preocupación que en realidad todos deberíamos tener, porque algún día nos vamos a jubilar, es que esa inversión, de esos fondos, en distintas obras públicas, en distintas empresas estatales, por ejemplo, se está aportando 4 millones de pesos por día a Aerolíneas Argentinas, rindan sus frutos, que los devuelvan al fondo provisional, y que, por otra parte, den una rentabilidad".

Ljumberg añadió que "lo que pretenderíamos como ciudadanos es que el ANSES, con sus fondos, nos diga que nuestra plata rindió más o menos el 14% en moneda constante, si es así, estaríamos muy bien, y si no, tendríamos un problema; además, la dificultad sería que quienes toman las decisiones probablemente no estén en el gobierno, y entonces el reclamo sea a otra persona, que razonablemente nos diga "yo no tuve nada que ver con esto" creo que hay que ser muy cuidadosos porque está en juego todo el futuro del sistema de provisional de millones de personas que se van a jubilar, para esto, creo que hace falta mucho control, que hasta estos 6 meses no ha habido, y una inversión mucho más cuidadosa".

Comentá la nota