San Juan financia proyectos para diversificar la producción local

Subsidios para la tasa de interés, un fideicomiso de $ 40 millones para la agroindustria, la minería y los olivos son algunos de los instrumentos ofrecidos
"Lo que importa no es lo que nos pase, sino lo que hacemos con lo que nos pase", escribió Viktor Frankl en su libro "El hombre en busca de sentido".

El gobernador sanjuanino, José Luis Gioja, parece haberle hecho caso a este psiquiatra austríaco, fundador de la logoterapia y sobreviviente de Auschwitz y en lugar de echarle la culpa a Bernard Madoff por la crisis actual, creó una agencia de desarrollo de inversiones, un organismo autárquico del gobierno provincial vinculado al Poder Ejecutivo a través del Ministerio de Producción y Desarrollo Económico. El propósito es que se convierta en un socio facilitador de las ideas de los inversores, brindando servicios de información y de gestión, para apoyar al inversor nacional e internacional. "El objetivo es apoyar al posicionamiento de la provincia como plaza de alto atractivo para la inversión mediante la promoción de las oportunidades de inversión que ofrece la economía provincial", explica Marcelo Alós, secretario de Política Económica. Como San Juan siempre fue dependiente del monocultivo de la vid, desde la provincia se propusieron diversificar la producción e incentivar la agroindustria, la minería y los olivos. Para ello realizaron un convenio con el Banco Nación, mediante el cual aportan $ 7 millones anuales para subsidiar la tasa de interés, siempre y cuando los proyectos estén dirigidos hacia estos sectores. Además, crearon instrumentos propios de financiamiento a través de un fideicomiso por $ 40 millones para quienes no pueden acceder al sistema financiero por no ser sujetos de crédito. El fideicomiso está destinado a dar capital de trabajo al sector vitivinícola y al de empacadoras de frutas y hortalizas en seco y en fresco: "Son sectores con grandes problemas de liquidez en esta temporada debido a la crisis internacional", explica Alós.

Por otra parte, mediante el programa Calidad San Juan elaboran planes de mejora competitiva de las cadenas clave del sector productivo de la provincia. En este caso brindan financiamiento por $ 90 millones -la mitad corresponde a créditos del BID- y elaboran planes con planificación estratégica y participativa, donde los actores exponen sus problemas y soluciones. La meta es mejorar la competitividad de la cadena productiva, desde el pequeño productor hasta el comercializador. Alós anticipa que en junio empezarán a financiar proyectos dirigidos a todas las empresas que tengan algún emprendimiento en la provincia. Los pilares básicos de la estrategia de desarrollo sanjuanino se sustentan en cuatro grandes orientaciones económicas: la minería, el complejo agroindustrial, el turismo, la salida al Pacífico y la integración con Chile. La idea es participar en la formulación, gestión y administración de programas y proyectos de financiamiento de organismos nacionales, internacionales y multilaterales a los que accede la provincia, interviniendo en la ejecución y control de acuerdo a los convenios que se firmen. San Juan ocupó el año pasado el quinto lugar (sólo detrás de Buenos Aires, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba) entre los principales destinos de anuncios de inversiones directas de empresas privadas nacionales o extranjeras en el país, y por un monto total de U$S 1.227 millones.

Comentá la nota