San Juan: El destino de la bicameral divide posiciones

Mientras algunos referentes sanjuaninos consideraron que ya no tiene sentido esperar el pronunciamiento del cuerpo legislativo que analiza la remoción de Martín Redrado al frente del Banco Central, otros consideraron necesaria una "explicación profunda" de la Comisión Bicameral.
Ni bien Redrado presentó su renuncia el viernes pasado, comenzó un debate sobre si era necesario el dictamen no vinculante de la comisión legislativa que debía analizar y pronunciarse sobre el desempeño de Martín Redrado, para definir su futuro en el Central.

"En principio, es saludable que se conozca la decisión de la bicameral, para saber las conclusiones que tienen sobre esta novela de verano", reconoció el senador nacional por San Juan del Frente para la Victoria, César Gioja. "Esto nos va a dar una dimensión exacta de los fundamentos de esta situación que nos ha tenido tan entretenidos. Quizás jurídicamente no haga falta, pero la salud cívica argentina necesita una explicación profunda", agregó.

Por otro lado, consideró que le "parece mal todo lo que ha hecho Redrado. Su recurrencia a oponerse, su actitud caprichosa y sus chiquilinadas tuvieron trascendencia en el mercado financiero".

Para el sanjuanino Mauricio Ibarra, diputado nacional opositor del Frente Unión por San Juan, "la pronunciación de la comisión ahora se transforma en abstracta, desde el punto de vista legal. Habrá que ver si se va a usar el criterio jurídico en el plano político". El legislador consideró que "como la renuncia es un acto de voluntad personal, no es necesario que la presidenta la acepte o no".

A Ibarra le pareció correcta la actitud de Redrado al presentar su renuncia, porque "no había otra salida. Con su renuncia allanó el camino, evitando más enfrentamientos a nivel Gobierno". A su vez, destacó "positiva" la actitud que tomó Redrado, al sostener que "las reservas no se tocan" para afrontar el pago de deuda externa con dinero que se iba a usar del Banco Central para la creación del Fondo Bicentenario.

En principio los tres miembros de la comisión tienen decidido seguir hasta el final y no dejar la labor inconclusa por el hecho de que Redrado anunció su alejamiento del Banco Central. También el Gobierno nacional quiere llegar hasta el final con la tarea de la comisión para demostrar que cumplió con todos los pasos que indica la Carta Orgánica del BCRA. Es decir, para que la remoción de Redrado tenga el aval del Congreso, al margen del decreto presidencial que disponía su remoción.

Para el senador opositor, Roberto Basualdo, "ya no tiene sentido" que, tras la dimisión de Redrado, se pronuncie la Comisión Bicameral integrada por el diputado oficialista, Gustavo Marconato, el opositor Alfonso Prat Gay y por el vicepresidente Julio Cobos.

"La pronunciación de la comisión tenía sentido cuando Redrado todavía no renunciaba. De todos modos el análisis de la comisión tendría que haber empezado a principios de enero, cuando comenzó el conflicto por el uso de reservas. La presidenta se equivocó en no mandar este asunto al Congreso en aquel entonces", dijo el senador de la opositora Alianza Frente Producción y Trabajo.

El diputado nacional por San Juan, Daniel Tomas, consideró necesario el pronunciamiento de la Comisión Bicameral, más allá de que Redrado haya presentado su renuncia. "Antes de ser aceptada la renuncia, debe haber una participación de la Comisión Bicameral", comentó el legislador del Frente para la Victoria.

En cuanto a la presentación de renuncia de Redrado, Tomas interpretó que es "una actitud irresponsable y tardía, ya que debería haber dimitido cuando salió el decreto del Ejecutivo que disponía la remoción de Redrado".

Comentá la nota