Juan Carlos Aguinaga: "Me siento orgulloso de haber sido ministro"

Con casi 60 años de militancia demócrata, asegura que radicales y peronistas han llevado a Mendoza a un estancamiento, pero no critica a Jaque. "Creo que segundos podemos salir", anticipa.

Dice sentirse "orgulloso" de haber sido el ministro de Seguridad de Celso Jaque y que, además, la gente en la calle le pregunta por qué se fue. Juan Carlos Aguinaga (73), candidato a senador nacional por el acuerdo Partido Demócrata- PRO arriesga un resultado para estas elecciones: "Creo que segundos podemos salir".

Aunque considera que los peronistas y los radicales han "estancado" la provincia, evade dar una opinión sobre sus rivales. "No me he puesto a analizar el gobierno de Jaque", sostiene.

"Soy capricorniano y dicen que somos obstinados", bromea cuando se le pregunta por qué se presentó como candidato a los 73 años.

-¿Fue un error político haber sido ministro de Seguridad de Celso Jaque?

-No, fue buenísimo. Me siento orgulloso de haber sido ministro de Seguridad. Fue una experiencia muy importante porque nos llevó de nuevo a gente del PD a trabajar en la administración pública y a saber cuáles son los inconvenientes que hay que sortear. Ahora, la gente en la calle me abre la puerta y me dice: "¡Aguinaga!". Y lo segundo que me dicen es: "A usted no lo dejaron hacer".

-Respecto de la seguridad, ¿qué cree que se puede aportar desde el Congreso?

-Hay que tratar de incorporar fondos para dotar económicamente a la policía, entre otras cosas, en todo lo que es tecnología en materia criminalística. Además, podemos llevar como Código de Procedimiento Nacional en lo Penal, el de Mendoza. Nosotros tenemos diferentes cosas que son muy útiles si se las quiere emplear, como el principio de oportunidad, la solución del conflicto penal, el juicio sumario, el sumarísimo. También hay que refaccionar la ley de estupefacientes, agregando los tóxicos.

-¿Le costó tomar la decisión de ser candidato?

-Me lo propusieron y acepté rápidamente porque la impresión que tuve es que era el candidato más apropiado del partido, era el de mayor trayectoria en actividad. Además, el Senado es algo más quieto que la Cámara de Diputados.

-Al comienzo de la campaña usted no aparecía en las publicidades del PD, siendo el principal candidato ¿Se sintió desplazado por De Marchi?

-Fue un problema de la agencia de publicidad que vio necesario colocar primero a De Marchi para luego posicionarme. No creo que haya sido la intención de De Marchi.

-¿Por qué cree que hace tanto tiempo que el PD no gana una elección?

-Es una pregunta que me hago también, atento a los antecedentes políticos que son muy buenos. Hemos tenido gestiones muy importantes. Quizás los dirigentes nuevos no hemos sabido interpretar bien. Con Carlos Balter estuvimos a punto de ganar la gobernación, pero tuvimos mala suerte. En el ´99 fuimos sin fórmula presidencial y luego nos hicieron la campaña sucia. Pero ahora vamos a hacer una muy buena elección, Mendoza se va a sorprender.

-¿Cree que van a salir segundos?

-Creo que segundos podemos salir. No digo ganar porque tenemos dos fuerzas importantes adelante. Pero a la gente en la calle la noto mucho más interesada en conocer nuestra propuesta que antes.

-Pero ¿qué cambió?

-Los mendocinos perciben que radicales y peronistas nos han llevado a un estancamiento.

-Si les va mal a ustedes, ¿termina la era De Marchi?

-Hay mucha gente nueva que viene detrás. También hay dirigentes que tienen que volver al partido, como Balter o Gustavo Gutiérrez. Ambos son dos figuras que tienen que volver.

-¿Siente que los demócratas que perdieron en la interna no están tirando para el mismo lado que ustedes?

-Eso es algo habitual en mi larga experiencia de internas: el que pierde la interna se retrae, pero estuvimos en Las Heras caminando juntos los dos sectores. En otros lugares no pasa lo mismo.

-¿Cómo es la relación con su hermano, que fue su rival en la interna del partido?

-Bueno, él tiene derecho a pensar que puede estar en una corriente interna distinta. En toda nuestra vida política él anduvo en un sector distinto al mío.

-¿Tienen buena relación?

-Sí, tengo buena relación.

-¿Hablan de política?

-No mucho.

-¿Qué le suma el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, al PD?

-Lo que suma Macri es mucha gente que nosotros no atraemos y que piensa parecido a nosotros. Con Macri, esa gente se va a sentir estimulada a apoyarnos.

-¿Cuál es su opinión del Gobierno de Jaque?

-No sé bien. Algo pasa, porque tiene una mala imagen pero nunca me he puesto a analizarlo bien.

-¿No tiene nada para criticar?

- Es que nunca me he puesto a analizar.

-¿Y de sus rivales, Bermejo y Sanz, qué opina?

-De Ernesto tengo buena opinión y he tenido en algún momento de mi vida profesional vinculación con uno de los abogados que trabaja en su estudio y es un estudio jurídico acreditado; eso es todo lo que le puedo decir. Con Bermejo tuve buena relación cuando fui ministro, por eso tengo un buen recuerdo.

Comentá la nota