Juan Cabrera: "La entrega de semillas, créditos en insumos y capacitación, nos ayudó a tener la mejor fibra de la región"

Juan Cabrera, pequeño productor algodonero de la zona de San Martín, en Laguna Naineck, es uno de los tantos paipperos que reciben el apoyo del Gobierno provincial, el cual se materializa en diversas acciones como la entrega gratuita de semillas, créditos en insumos, capacitaciones en nuevas tecnologías como surco estrecho y seguimiento permanente en su chacra.

El productor –cuyo grupo familiar es de cinco personas- tiene una chacra de tres hectáreas, donde dos están dedicadas al algodón en surco estrecho. Además, fiel a la propuesta de diversificación impulsada por el Ministerio de la Producción y Ambiente, cuenta con una hectárea y media de banana, y también con maíz, poroto y mandioca, para consumo.

Desarrollo

Puso de relieve, en ese sentido, el rol que cumplen las Escuelas del Algodón, las cuales persiguen el objetivo de fortalecer el desarrollo integral de los productores algodoneros y actualizar los conocimientos que favorezcan los buenos resultados al implantar el cultivo textil.

"Desde el año pasado concurro a la Escuela del Algodón, que es supervisada por el Ministerio de la Producción y Ambiente, el SENASA y el intendente local (Néstor Díaz). Allí nos ayudan con la preparación del suelo", comentó Cabrera, acotando que en estos momentos trabajan en la aplicación del regulador y el herbicida.

Estudio y aprendizajes

"En esta zona, somos 12 los que asistimos y creemos en la Escuela –dijo-.

Anteriormente, la siembra era de un metro a 90 centímetros y nos atacó el picudo. Nosotros no queríamos comprender que nos estaba atacando esta plaga y nos lastimó mucho. Y esto lo aprendimos en la Escuela del Algodón, por medio de las metodologías de siembra y cuidado".

Seguidamente, ponderó el apoyo oficial del Estado provincial, diciendo que "nosotros, como productores paipperos, recibimos una importante ayuda, como por ejemplo la entrega de semillas en forma gratuita", elogiando la buena calidad de la simiente otorgada.

Nuevas tecnologías

Cabrera, asimismo, elogió la aplicación de nuevas tecnologías como una forma de mejorar los cultivos logrando mejores rindes. "Ahora que implementamos el surco estrecho, ahorramos tiempo.

En vez de preparar tres hectáreas, hacemos una y media. Antes trabajaba con tres o cuatro personas en esas hectáreas, mientras que ahora puedo manejar yo solo", precisó.

Respecto de la calidad de los algodonales, aseveró que "es tal que el otro día un productor de Siete Palmas, que pasaba por acá con su camioneta, se detuvo porque le sorprendió la limpieza del algodón".

"Cuando vinieron los ingenieros, nos dijeron que podríamos sacar más de 2.000 kilos de algodón por ha. –reseñó-. Y nosotros los mirábamos y pensábamos que nos estaban engañando.

Pero como no teníamos otra alternativa, no nos quedaba otra que creer", destacando que "ese año sembramos y yo saqué 2.500 kilos por hectárea, del algodón tipo 1 que estaba fijado a 1.700 pesos, lo cual es muy difícil obtener en esta zona. Pero yo lo logré. Es que la fibra que nosotros sacamos fue la mejor a nivel del NEA".

Comentá la nota