San Juan, una burbuja por la minería

Firme al pie del cañón, Banco San Juan estuvo presente en la 2º Edición de SIMINERA en la provincia.
Como no era de extrañar, el stand del agente financiero de la provincia fue muy visitado por empresarios pymes que consultaban sobre las nuevas herramientas y necesidades financieras que tienen para que el banco los ayude. Entre tanto movimiento, José Luis García, gerente zonal de Banco San Juan, se tomó unos minutos para conversar con P&E y reafirmar el compromiso de la entidad con el sector minero.

Segunda vez que Banco San Juan está apoyando la SIMINERA, a la industria y sobre todo a las pymes locales del sector.

Nosotros tenemos armada una estructura en la actualidad, siendo el banco más importante de la provincia. No podíamos estar ausentes de la SIMINERA y hemos redoblado la apuesta.

Nosotros, dentro de la región, somos un banco que tenemos la ventaja de llevar el nombre de San Juan y nos identificamos fácilmente. Pero más allá de esto, lo que queremos mostrarle a la gente es que la provincia está presente.

¿Cómo se hace presente el banco financieramente?

Hoy, Banco San Juan hace una apuesta muy fuerte y lo podemos dividir en 2 partes. Primero, para las grandes empresas mineras, demostrarle que estamos capacitados para brindarle todos los servicios que ellos necesitan dentro de la provincia. Tanto en lo que es el Gran San Juan y en el interior de la provincia.

En este sentido, somos el único banco que cuenta con cajeros en la cuidad de Jáchal, cerca de Minas argentinas; en Iglesia, cerca de los proyectos Veladero y Pascua-Lama; en Calingasta con Casposo y también estamos inaugurando cajeros automáticos en Valle Fértil. De esta manera, estamos presentes en toda la provincia, y con el objetivo de que las personas que vayan por temas mineros, el banco estará presente para servirlos.

En segundo lugar, en Banco San Juan también somos conscientes de que aquellas empresas sanjuaninas o no, al tener grandes demandas de estos gigantes mineros, necesitan capital de trabajo, bienes de capital, etcétera. En este sentido, desde este año, hemos apoyado a las pymes mineras dando leasing y fuimos el primer banco desde que comenzó la crisis financiera internacional en reactivar este producto.

También, al ser un miembro activo de la Casemi, escuchamos los problemas y necesidades de los proveedores locales. A este respecto, también nos estamos moviendo para buscar apoyos para subsidiar tasas con el Gobierno de la Provincia y de la Nación, y así llegar con tasas de fomento para aquellas empresas que se quieren fondear dentro del sector.

Todo esto para la minería. ¿Cómo siguen con los otros sectores?

Nosotros siempre seguimos apoyando las actividades locales, como la agricultura y vitivinicultura. Pero también somos conscientes que tenemos un nuevo segmento que los sanjuaninos no podemos darnos el lujo de desaprovechar.

Todos debemos empujar para el mismo lado. No podemos descuidar las actividades que hemos hecho toda la vida, pero si tenemos una nueva veta, tenemos que apoyarla y esto es la idea de Banco San Juan.

¿Cómo les afectó, si así lo hizo, la crisis financiera internacional? ¿Se tuvieron que adaptar de alguna forma ante el nuevo contexto?

El mes pasado, en otra nota periodística, lo definí de la siguiente forma, y los empresarios del sector minero después me lo agradecieron: San Juan tiene una burbuja, y es gracias a la minería.

Creo que económicamente la provincia está protegida por esa burbuja, creo que las empresas lo han sabido entender.

Aunque, esto no significa que la crisis no le haya afectado a San Juan, porque sí lo hizo, pero al estar apoyado por esta nueva actividad se ha sentido en menor medida. La crisis aquí fue más moderada, y tal vez no ha sido tan dura como en otras provincias.

El banco también mermó su ritmo de crecimiento, hemos seguido creciendo. Para palear la crisis, hicimos lo que hemos hecho en otras crisis: seguir apostando a la producción, al productor y las empresas sanjuaninas de bienes y servicios.

A este respecto, hemos estado asesorando a los empresarios clientes del banco, aconsejando sobre la mejor forma de trabajar.

Para finalizar, ¿cómo está el banco en sus niveles de depósitos, crédito, liquidez?

En depósitos, los mismos no se resintieron en la provincia. Siguieron creciendo a tasas mayores que el resto del país.

En créditos, si hubo una merma, porque la gente, al tener incertidumbre o invertir, prefería parar y no hacer nuevas compras o inversiones.

Y en liquidez, siempre hemos estado tranquilos, porque somos una entidad muy líquida.

Comentá la nota