A los jóvenes, el Estado de Derecho les da lo mismo

Sólo 3 de cada 10 cree que la democracia es el mejor sistema de gobierno, según un estudio del Ministerio de Educación.
Tienen entre 11 y 15 años. Nacieron a partir de 1993 –una década después del simbólico 1983– y apenas el 35% de ellos cree que la democracia es siempre el mejor sistema de gobierno. En ese escepticismo generacional, los chicos y chicas que leen el diario en la escuela son los que más valoran el poder del voto: 4 de cada 10 de los alumnos informados y formados para ser lectores críticos nunca dudaría de la validez de las urnas, según una encuesta realizada entre 1.000 estudiantes de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Santa Fe y Chubut, para el Programa Escuela y Medios, del Ministerio de Educación de la Nación, entre marzo y septiembre de 2008.

Pero, a 25 años de la asunción de un gobierno elegido por el voto, un 30% de los alumnos tiene dudas sobre si la democracia es la mejor forma de gobierno y contestan que a veces sí y a veces no, como si deshojaran una margarita institucional. Un 25% no sabe qué prefiere y un 10% de los alumnos se declara en contra de la democracia.

“Como muchos jóvenes no vivieron durante un gobierno de facto y no conocen la experiencia del autoritarismo tienen otra mirada sobre la democracia. Pero, además, los jóvenes están más afectados por la inseguridad y el desempleo. Por eso, el reparto de los ingresos es una deuda de la democracia con ellos”, analiza el ministro de Educación, Juan Carlos Tedesco. “Es que todavía no sé qué es democracia. No me gusta nada de eso. Para mí es todo feo”, contó Ivana Rodríguez (17).

Pero no todo es apatía democrática. El 70% afirmó que no aprueba pagar coimas ni comprar objetos robados ante la consulta del estudio “La cultura democrática de los adolescentes: la lectura del diario en la escuela”. “Estamos contentos con que el 60% de los chicos dice que no hay que evadir impuestos, con que el 90% de los chicos considera que nunca está bien pegarle a una mujer o con que el 60% considera que los inmigrantes sin documentos argentinos tienen derecho a estudiar en una escuela pública, pero todavía sabemos que tenemos muchas deudas”, subraya Roxana Morduchowicz, directora del Programa Escuela y Medios.

¿Quiénes deberían gobernar el país? El 55% de los alumnos que usan el diario como material de lectura en la escuela contestaran “los que vota la gente” a diferencia de los que no suelen mancharse los dedos con tinta que –sólo en el 45% de los casos– consideran que deben gobernar los más votados. Los colegios que trabajan con información de actualidad generan un valor –democrático– agregado. Por ejemplo, el 80% de los jóvenes lectores habla de lo que pasa en el país, una cifra 15% más alta que la de los alumnos que no trabajan con información en la escuela. Aunque también la información influencia sus miedos cotidianos. A un 50% de los adolescentes que analiza el diario en la escuela le preocupa la inseguridad, mientras que apenas un 35% de los desinformados teme por la falta de seguridad en la vía pública.

El mismo estudio que se realizó en la Argentina se va a llevar adelante en Suecia y Sudáfrica. Aralyn McMane, directora del Programa Jóvenes Lectores, de la Asociación Mundial de Diarios, subrayó: “El diario en la escuela puede contribuir a construir una generación de jóvenes listos para tomar su lugar como ciudadanos activos en una democracia”.

Morduchowicz señala: “Los adolescentes no son antidemocráticos, pero 4 de cada 10 no tienen consolidados valores democráticos. Como ellos no vivieron la falta de democracia tampoco valoran su presencia. Pero nosotros, como sociedad, deberíamos, entre la escuela, los padres y los medios, replantearnos fortalecer la cultura democrática”.

Comentá la nota