"A los jóvenes hay que darles espacio"

"Decir que no tienen futuro es funcional a los que no quieren la participación".
La directora nacional de la Juventud, Mariana Gras Buscetto, visitó ayer la provincia para entregar subsidios y luego dialogó en exclusiva con Nuevo Diario sobre la situación de los jóvenes en el país y las políticas nacionales tendientes a mejorar su situación social, mediante planes del Estado.

ND: -¿Desde el Gobierno se está apoyando la organización de los jóvenes?

- Es orden de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner que estemos al lado de los jóvenes, no ayudando económicamente sino en conjunto, realizando proyectos que nos permitan generar un presente y un futuro mejor.

ND: -¿Cómo se viene trabajando para la juventud en el país?

- Son muchos años en donde a los jóvenes no les dieron espacios, y cuando no se los usa sino se los escucha y a partir de la elaboración se les dan herramientas se genera un efecto dominó, y en Santiago pasó eso. Fuimos convocando junto con el Centro de Referencia del Ministerio de Desarrollo Social a diferentes jóvenes de distintas organizaciones y nos encontramos con muchas ganas de participar, ser protagonistas, y eso fue lo que fuimos haciendo. Cada uno fue planteando qué jornadas solidarias quería hacer, o qué proyecto, y juntos los fuimos realizando.

- ND: Cuando se analiza la situación de la juventud se dice que mucha de ella "está perdida" o "no tiene futuro. ¿Qué respuesta se le da desde el Estado?

- Es una imposición mediática, lo cual no quiere decir que sea una realidad. En Argentina tienes 10 millones de jóvenes de entre 15 a 29 años, y generar un discurso hegemónico de que la juventud es sinónimo de conflicto y no tiene presente ni futuro, le es funcional a aquellos que no buscan ni la organización ni la participación. Si yo no la tengo, consigo la dominación. Esto es funcional y vino sucediendo en la Argentina en los últimos 35 años. Hubo diferentes discursos hegemónicos que se vinieron mechando. Lo que se busca en definitiva desde algún lugar es la desmovilización de la sociedad. Dale una herramienta al joven y voz, y no lo frenás. Hay una juventud solidaria en la Argentina y miente el que diga que no. Tenemos situaciones vulnerables, absolutamente de acuerdo, pero tenemos cómo revertirlas, para ello sí o sí necesitamos el protagonismo de los jóvenes, también es absolutamente cierto.

- ND: Una de las líneas directrices entonces es la participación de los jóvenes

- Es así, junto a la elaboración de solución y concreción.

- ND: ¿Qué sucede con el sistema educativo y los jóvenes?

- Desde la reforma de la ley nacional de educación estamos llevando adelante un sistema educativo de mayor inclusión. Durante 30 años hubo uno absolutamente sistémico que generaba una cierta exclusión, lo que sin hacer un análisis reduccionista se condice con determinados ejes políticos planteados desde el liberalismo. Hemos rescatado con el gobierno de Néstor Kirchner las escuelas técnicas y una inversión del 6% del PBI en educación, lo que fue implementado por Cristina Fernández de Kirchner. Y llevamos adelante una transformación desde la participación de la elaboración de la ley de toda la comunidad. También asumimos que tenemos una realidad con un sector o franja de jóvenes que no terminó la secundaria, para lo cual se lleva delante el programa nacional Fines, de terminalidad escolar, y justamente los espacios de participación los llevamos adelante para poder tener una red social en cada uno de los barrios que nos permita la contención social de los jóvenes.

- ND: ¿En el caso de la violencia social?

- La juventud no se levanta un día a la mañana y tira piedras. Tendríamos que hacer un análisis más de fondo en términos sociales. Lo que entendemos es que hay que reconstruir el tejido social, con la juventud protagonista y los adultos siendo parte de ello.

- ND: Se viene el Bicentenario de la Patria ¿el joven va a ser protagonista?

- Sino no es un Bicentenario como queremos.

Comentá la nota