Jóvenes con capacidades diferentes fabricaron 2.000 huevos de pascua.

Pertenecen a la Casa del Discapacitado de la Municipalidad de Mendoza. Este año van por un huevo de 4 kilos.
Como todos los años, en esta fecha, jóvenes de la Casa del Discapacitado de la Municipalidad de Mendoza concluyen con la elaboración de los huevos de pascua. Se trata de aproximadamente 50 chicos con discapacidad leve y moderada que asisten a los talleres de cocina, bordado y producción de velas.

Los jóvenes fabricaron más de 2.000 huevos de pascua, que están siendo comercializados por ellos mismos en distintos organismos públicos, a familiares y público en general.

Rosa Moreno, docente a cargo del taller, destacó que "los chicos realizan el proceso de fabricación con gran entusiasmo y dedicación. Para organizarnos mejor hemos dividido las tareas por equipos de trabajo; un grupo funde el chocolate, otros rellenan los moldes para obtener las cáscaras, otros realizan la decoración, también tenemos un equipo que confecciona las cajas y su correspondiente presentación, y por último está el grupo que se dedica al envasado del producto".

Este año los chicos propusieron elaborar un huevo gigante, de 4kg estimativamente, para sortearlo entre los compradores en víspera a las Pascuas. Es importante destacar, que el dinero recaudado en las ventas será destinado a un viaje para todos los participantes del taller.

Comentá la nota