Joven arrepentida denunció que le pagaron para escrachar a Beder

Una joven santiagueña, que ocasionalmente se encuentra en Chilecito, denunció que un grupo de personas la contrató para realizar un escrache al Gobernador durante el acto que encabezó la presidenta Cristina Kirchner. Debía expresarse en contra de la explotación minera en Famatina. Involucró al ex intendente chileciteño, una ambientalista y periodistas.
La joven involucró a cinco personas, entre las cuales se encuentran el ex intendente Jorge Robador, la ambientalista Marcela Crabbe, dos periodistas, uno de nombre Saúl que es de la ciudad capital, otra trabajador de prensa de Chilecito, y otro hombre al cual señaló que le decían “El Ruso”.

La joven manifestó “me conectaron en Chilecito, Jorge Robador y El Ruso, ofreciéndome que me iban a pagar para hacer este escrache, querían que me desnudara y que mostrara mi cuerpo donde me pintaron Beder traidor, y que mostrara un cartel que decía ‘El Famatina no se toca’, justo cuando estaba hablando el gobernador Beder Herrera”.

Para ello le habrían preparado una credencial que le atribuía funciones de trabajadora de prensa donde estaba su nombre y el número de documento para poder estar más cerca. Narró que “el periodista Saúl de la ciudad capital me consiguió la credencial de prensa, allí en la capital me pintaron el cuerpo con una frase que decía ‘Beder Traidor’, me dijeron qué había que hacer, tenía que mostrar mi cuerpo y levantar un cartel con una leyenda antiminera, esto lo tenía que hacer cuando hablaba el gobernador Beder Herrera”.

Continuó con su relato al decir que “me contactaron en Chilecito y me llevaron a la capital, nos juntamos en el hipermercado Vea, nos fuimos a hacer tiempo en un lugar, allí también estaba otro periodista que es de un medio de Chilecito (a quien no pudo identificar) y allí estaba Saúl, me pagaron para hacer eso”, aunque prefirió no hacer referencia al monto que se le habría acreditado.

Aseguró que no hizo lo que le habían pedido porque “me arrepentí en el momento, una porque lo pensé dos veces, y estaba sola siendo que me habían prometido ayuda, inclusive Marcela Crabbe me había asegurado que iba a tener abogados, pero después se echó atrás”.

“Me dejaron sola y después cuando yo la llamé a Marcela Crabbe me decía que no me conocía y no sabía quién era yo, cuando antes nos habíamos juntado en el hipermercado, y allí si me conoció y me dijo que me iba a ayudar en caso que me pase algo”, expresó la joven.

Añadió que “pensé también que por la plata que me pagaban iba a tener que pagar a los abogados yo, porque si me dejaron sola allí, después si me detenían nadie iba a estar, por ello es que decidí desistir, y después no tuve más contacto con ninguno de ellos, hecho que me dio algo de bronca”.

Consultada acerca de qué lo que pensaba de la gente que la contrató, dijo que son unos “ruines”, y aseguró que “no hice ninguna denuncia, pero sí quiero que esto se sepa porque tengo un poco de bronca y un poco de miedo, porque yo no soy ambientalista, a mí me contrataron para hacer esto, pero luego me dejaron sola sin importarles lo que me pasara”.

Comentá la nota