Josefina Díaz se plantó y pide la unidad

La diputada provincial Josefina Díaz, un nombre que apareció como parte del acuerdo que la línea Blanca pretendía imponer a las otras líneas internas, se plantó en la danza de nombres y pidió la unidad.
"Voy a trabajar por la unidad de mi partido", dijo Díaz en un comunicado de prensa. Asegura que tuvo propuestas del senador Juan Carlos Marino y ahora del precandidato Ulises Forte, pero las rechazó en ambos casos.

Díaz salió al ruedo ante las versiones de las internas políticas de la UCR. Invoca el legado del ex presidente Raúl Alfonsín y la necesidad de alcanzar "consenso y diálogo que concluya en la unidad partidaria".

Díaz aseguró -en un pronunciamiento que tiene tono de documento político- que "quienes abrazamos en el ’83 dentro de las filas del radicalismo la democracia como herramienta para el cambio, y que hoy a más 25 años, nuevamente en la figura de nuestro líder máximo Alfonsín, se nos vuelve a poner frente a la responsabilidad de aportar nuestros mejores hombres y mujeres a un proceso eleccionario -que nos fue impuesto por la señora presidenta- para dar respuesta a deudas que siguen pendientes y que se confirman con encuestas que nos muestran el aumento de la pobreza y la marginación con la consiguiente exclusión social".

Díaz sostiene que "la generación de políticas de estado claras para la producción, la seguridad, la educación, la salud, etc. debe ser el motor que nos garantizará las condiciones para lograr la dignidad ciudadana de todos los pampeanos y argentinos, este debe ser el móvil del proceso eleccionario que se viene, los hombres y mujeres pasamos, las ideas se consolidan, se afianzan, generan el cambio que necesitamos".

La legisladora afirma que "estoy convencida que este es el debate que hoy los dirigentes tenemos que estar dando, el de las ideas, el del proyecto de cambio de lo que la sociedad no quiere padecer más, lamentablemente tengo miedo que el árbol no nos permita ver el bosque, quiero un partido fuerte, en base al consenso, al diálogo sincero y la unidad".

Díaz precisa que recibió ofrecimientos de Marino y de Forte para acompañarlos en la interna. Admite que "no me es fácil hacer una evaluación objetiva, pero con la sinceridad que me caracteriza y como lo es de público conocimiento pasando por una difícil situación personal".

Josefina Díaz menciona que el reclamo de los militantes radicales es que "trabajemos para ser gobierno, hablemos de lo que vamos a hacer y de cómo lo vamos a hacer". Y que "el reclamo del pueblo pampeano que pide de sus dirigentes en un gesto de grandeza pongamos en el debate los temas claves de las políticas públicas, educación, salud, seguridad, trabajo, producción y no el debate de posicionamientos individuales".

Díaz señala que ante estos ofrecimientos propone "trabajar por la unidad, por el consenso, para ser parte de un proyecto político que sea una verdadera alternativa de cambio".

"Mi compromiso es lograr la unidad, priorizando los intereses de la UCR, sobre aspiraciones personales y de sector alguno, en ese sentido pondré todo mi esfuerzo para que en los pocos días que nos quedan logremos el consenso que se necesita, para que aportemos desde nuestras filas, desde la centenaria UCR, los hombres y mujeres mejor posicionados que le sean útil a la ciudadanía pampeana", afirma.

Pero Josefina Díaz advierte que, en caso de no lograr la necesaria unidad, "estaré trabajando defendiendo los intereses de mi partido y acompañando a aquel que entienda que representa en estos momentos de mejor manera a la UCR".

Comentá la nota