San José sufrió severos daños por el temporal

San José sufrió severos daños por el temporal
La tormenta con granizada que se abatió sobre la localidad de San José el martes por la noche no tiene precedentes ya que provocó graves perjuicios en viviendas, automóviles, servicios y producción.
La feroz tormenta que se abatió sobre San José ocasionó voladura de techos, caída de postes de alumbrado público, rotura de lunetas y parabrisas de automóviles, rotura de vidrios de ventanas de las casas, y dejó sin servicio de telefonía y luz a sus habitantes.

La tormenta con granizada que se abatió sobre la localidad de San José el martes por la noche no tiene precedentes ya que provocó graves perjuicios en viviendas, automóviles, servicios y producción.

La feroz tormenta que se abatió sobre San José ocasionó voladura de techos, caída de postes de alumbrado público, rotura de lunetas y parabrisas de automóviles, rotura de vidrios de ventanas de las casas, y dejó sin servicio de telefonía y luz a sus habitantes.

El intendente municipal Carlos Rodríguez junto a su equipo de trabajo recorrió y asistió a los damnificados desde la madrugada. María, ama de casa del Barrio Belgrano, dijo que “el intendente estuvo en casa a las 6.30 horas para ayudarnos.”

Los barrios más afectados fueron el Belgrano, Malvinas, 9 de Julio, Nuevo, entre otros, aunque el perjuicio ocurrió tanto en la zona urbana como suburbana y rural de San José.

Los testimonios recogidos por Noticias La Región en la localidad indican su asombro por el tamaño del granizo. “Eran más grandes que un pomelo” contó Crispín Esquivel de 75 años, vecino del Barrio Malvinas, quien vive sólo con su esposa. “Nos asustamos tanto que uno ni piensa en el miedo, solo nos acurrucamos en un rincón y quedamos quietos esperando que pase la tormenta.”

“Si no nos ayudan no sé cómo vamos a salir de esta situación, ya que nuestra jubilación no nos alcanza,” comentó. “Mire, pase a conocer el colador de mi casa,” en alusión a las perforaciones sufridas en el techo de chapa cartón por las piedras.

A pocos metros del lugar, Teresita De Jesús Serrano, que vive con sus cuatro hijas (una discapacitada) expresó “fue terrible el miedo que teníamos, nos metimos en el único rincón que teníamos y nos abrazamos entre todas. Tuvimos mucho miedo, y encima perdimos todas las cosas. Se mojaron los colchones, toda la ropa, perdí las mercaderías de mi quiosco, con el que vivimos.”

Cabe destacar que la Municipalidad realizó un relevamiento para saber las necesidades concretas de los pobladores damnificados por el meteoro y en las próximas horas estaría entregando la ayuda solicitada.

Debido a la fuerza del viento y el granizo, una iglesia fue totalmente destruída en la zona suburbana. “Fueron entre veinte y veinte y cinco minutos de lluvia y viento sin parar, además del granizo,” comentó Juana, otra damnificada afectada.

Hasta la tarde del miércoles el pueblo aún estaba sin luz ni teléfono, ni cable, informaron los vecinos.

Coment� la nota