José Stuppia dijo que fue un año "maravilloso" El titular del gremio municipal y un Balance de 2008 sumamente optimista

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Olavarría, José Stuppia, se mostró exultante al realizar un balance del año 2008, al que consideró "maravilloso" porque, sostuvo, se recuperaron derechos perdidos y se consiguió un aumento sustancial en el rubro recursos humanos del presupuesto municipal.
El dirigente gremial comenzó su inventario por el final, afirmando que "la fiesta del empleado municipal fue todo un éxito, con una concurrencia masiva que nos desbordó, con casi 900 personas que hicieron que el Club El Fortín nos quedara chico".

Siguió con el tema contando que, además, "estuvimos muy acompañados. Estuvo el intendente José Eseverri con su gabinete, gente de sindicatos como los de Ayacucho, Avellaneda, Azul, Bolívar. También otros gremios locales, de la CGT, del Cesso. Nos sentimos muy acompañados".

La entrevista se realizó telefónicamente mientras Stuppia aguardaba ser recibido por el Intendente Municipal ("no estaba prevista la audiencia, pero él sabía que yo iba a venir". Stuppia pensaba plantearle al jefe comunal "la necesidad de fijar pautas para ir cerrando el año, viendo qué porcentaje del presupuesto 2009 se destinará a recursos humanos".

El gremialista se mostró sumamente satisfecho con la relación con el Departamento Ejecutivo. Sobre el primer año de administración de José Eseverri sostuvo que "fue no digo que revolucionario, pero hizo cosas muy importantes. Se logró un nuevo escalafón, una junta de calificaciones para ascensos. Hacía veinte años que no se daban categorías. Tiene que haber diferencias, hay trabajadores que ponen más empeño y deben ser incentivados".

Ahondó sobre el particular afirmando que "logramos pasar de un 22 por ciento del presupuesto al 56 por ciento que está fijado en el presupuesto del próximo año. Nosotros queremos que sea el 60 por ciento, hay una diferencia de cuatro puntos. Es importante tener en cuenta esto para considerar la gestión del Intendente, que tiene la intención de ir mejorando paulatinamente la situación del recurso humano".

Entre las cosas por los que calificó de "maravilloso" al año que está en el tramo final, incluyó "que ya en febrero estuvimos con los talleres de paritarias. Los trabajadores nunca habían estado en paritarias, ahí los trabajadores aprendían, comprendían, cómo deben hacerse las cosas. Ninguno de ellos había tenido una paritaria. Con esos postulados se fue a la negociación".

Incluyó entre los logros al hecho de que "se vuelven a cobrar seis meses de sueldo al cumplir 30 años de trabajo. Este es un derecho que habíamos perdido y que fue reconquistado".

Sin embargo, planteó que "los trabajadores tienen derechos, pero también deberes. Ya tanto unos como otros deben ser respetados". Disparó entonces contra la anterior conducción gremial, a la que responsabilizó de "no haber tomado posición respecto de las obligaciones del trabajador. Eso es lo que falló en tantos años del gremio. El secretario general anterior no se preocupaba por las obligaciones del trabajador, pero tampoco por sus derechos. No supieron conducir. Era todo un 'viva la Pepa'. Eso fue desprestigiando al trabajador municipal, de ahí eso que uno trabaja y cuatro que miran".

Tras asegurar que eso ha cambiado con la actual conducción, se refirió a la normalización de la situación laboral de varios empleados que fueron incorporados a la planta permanente, ubicando ese hecho entre los logros gremiales del año.

Precisó que "nosotros creemos que con otros sesenta o setenta que pasen a la planta permanente está solucionado todo este problema" y sostuvo que en el Municipio de Olavarría no se dan las situaciones que hay en distritos del conurbano respecto de los trabajadores con "contratos basura". Al respecto sostuvo que en el conurbano se crea "una situación sangrienta. Se toma gente para las elecciones y después se la despide" y que esto se puede hacer en base a "la ley 11.757, contra la que nosotros nos movilizamos".

También habló de los trabajadores de la cultura, quienes, afirmó "se cortaron solos. Nosotros el año pasado nos manifestamos a favor de ellos en la Feria del Libro, pero ellos no estaban. No sé, será la misma actividad de ellos la que los lleva a ser nómades. Pero nosotros los invitamos un montón de veces, les abrimos el gremio, pero se cortaron solos".

En el saldo positivo del año, Stuppia incluyó "las obras que construyó el gremio después de mucho tiempo de que no se hiciera nada. Ahora tenemos siete oficinas nuevas, una proveeduría para venderle ropa al trabajador y a toda su familia a precios muy accesibles. Se consiguieron aumentos para los jubilados, al punto que hoy casi conviene más estar jubilado que ser un trabajador en actividad".

Comentá la nota