José Pizzone advierte al sector: "desde diciembre vamos a tener una Legislatura antiminera"

El presidente de la Federación Argentina de la Piedra analizó el futuro de la actividad: "tenemos que formar gente capacitada porque vienen momentos difíciles para la minería desde el punto de vista político y estructural". El presidente de la Cámara de la Piedra de la Provincia, Rodolfo Guerra, afirmó que existe riesgo cierto de que la minería quede prohibida en Tandil. >>
Este martes en el marco del lanzamiento de la Tecnicatura Superior en Minería que se dictará en el Instituto Tecnológico local, José Alfredo Pizzone, titular de Cantera Piatti –la más vieja de Olavarría-, presidente de la Federación Argentina de la Piedra y miembro de la Cámara de la Piedra de la Provincia de Buenos Aires, compartió su preocupación por el futuro de la minería en la región y el país.

En un discurso que acompañó la presentación del proyecto y los programas de estudio, se explayó sobre su temor con respecto a los "tiempos que se avecinan para la actividad industrial".

Hizo una proyección del marco político que vivirá el sector desde el cambio legislativo y adelantó que el camino estará signado por la formación de recursos humanos: "tenemos que formar gente capacitada porque se vienen momentos difíciles para la minería desde el punto de vista político y estructural. Creo que tenemos que aprender muchísimo a cómo manejar el medioambiente. Todo eso, si tenemos gente capacitada, va a ser mucho más fácil hacerlo", explicó.

El referente del sector indicó que "en la Provincia de Buenos Aires el 21% de la producción de áridos son arenas. En el futuro la extracción de arenas de río en la costa va a ser prohibida. De esta manera las arenas van a ser producidas por los minerales de la Provincia de Buenos Aires". En comparación, Pizzone expuso la situación internacional: "la extracción de arena para toda la construcción es fundamental. En Brasil no se puede sacar más arena".

El presidente de la Federación Argentina de la Piedra agregó, "creo que tenemos un desafío importante por delante, y desde la política también, porque el tema de la minería es atacado permanentemente todas las legislaturas de las provincias". Sin obviar los aspectos políticos de la cuestión, dijo que "a partir de diciembre vamos a tener una Legislatura anti-minera en su gran mayoría. Tenemos que tener mucho cuidado y trabajar mucho en eso". Inmediatamente aclaró, "no digo que la Legislatura vaya a ser mejor o peor, pero que no va a ser pro-minera se los aseguro. Esto lo digo conociendo los pensamientos de la mayoría de los que van a estar en la cámara", agregó Pizzone.

Los aplausos tras la exposición de Pizzone.

Por último vaticinó que "la minería a va a tener problemas serios a nivel nacional y tenemos que estar preparados para combatirlos para que no pase lo que está pasando en Tandil".

La situación de Tandil: riesgo de prohibición total

En la vecina localidad, con más de 130 años de historia en la producción minera, algunos yacimientos en explotación quedaron en zonas urbanizadas, lo que ha provocado un conflicto entre los vecinos y las empresas que aún no tiene resolución. La interpretación de José Pizzone considera que "en Tandil los ciudadanos se quejan porque las zonas de extracción quedaron dentro del casco urbano, pero el tema atenta contra la propiedad privada y no solamente contra la minería".

Sobre el tema, infoeme.com consultó al presidente de la Cámara de la Piedra de la Provincia de Buenos Aires, Rodolfo Guerra, también presente en el Iteco este martes y empresario de Tandil, quien señaló "la problemática de Tandil data de más de 15 años. Y lamentablemente, mal entendida, porque la explotación actualmente tiene sólo siete yacimientos, de los cuales tres están en las proximidades del ejido urbano, en lo que llaman la poligonal. En sus orígenes generó preocupación, todo se desarrolló en épocas de mucha actividad, después vino una época de baja actividad en el que el tema pasó a segundo plano. Y últimamente volvió a ponerse sobre el tapete".

Para el dirigente, la actividad corre riesgo verdadero en general, y no solamente los yacimientos en cuestionamiento: "hay una idea de erradicar algunos yacimientos. Algunos con cierta duda, porque últimamente hemos sido notificados de que hay proyectos que pueden hacer correr peligro al resto de los yacimientos en explotación".

Según expresó Guerra, Tandil aportando a la provincia un 20% de la producción minera bonaerense, desde Balcarce-Mar del Plata se aporta un poco menos, y desde Olavarr´´ia sale la mayoría de la producción que abastece al territorio.

"Lamentablemente Tandil que tiene 138 años de actividad, transita por una situación muy delicada por falta fundamentalmente de información. Y a veces cuando la información llega tarde, y uno ha arriesgado alguna ficha, es muy difícil volver para atrás, ojalá puedan encontrarle una salida", deseó el referente del sector.

Rodolfo Guerra relató que junto a otros integrantes de la Cámara viajaron a países como Panamá, Colombia y España donde se plantean estos mismos problemas y son culturalmente similares al nuestro: "ellos lo han resuelto con regulación. No con prohibición, ni exclusión. Eso es inteligente, porque cualquier explotación minera tiene autorización, funciona dentro del marco de la ley, y en la medida de que uno cumpla y se puedan llevar adelante esas premisas, las cosas terminan siendo felices. La sociedad necesita de los yacimientos, y lo más triste es que a veces se habla de una actividad en detrimento de otra. Y todas las actividades deben coexistir", analizó.

La Dirección Provincial de Minería interviene en el conflicto desde sus inicios "hace 15 años tomó un rol protagónico y trató de acercar posiciones", explicó Guerra, "a fines de 2000, antes de crisis, se había arribado a un acuerdo -entre la Provincia, el Municipio, los empresarios mineros y la Nación- de aplicar prácticas mineras que formarían parte del Código de Minería y la legislación existente, que darían una protección a los requerimientos y necesidades de una región tan particular como la de Tandil. Y para ir tomando conciencia no sólo del medioambiente sino de la comunidad, que convive con uno y uno forma parte de ellos".

Para el presidente de la Cámara provincial ese acuerdo fue un logro, "las autoridades fueron cambiando, pero no se dejó de trabajar en esa línea y hoy han intensificado ese rol. Es gente que se ha preocupado y trabajaron muy bien. En lugares como Tandil, con conflicto, la autoridad está permanentemente, controla. El Director de Minería va personalmente a hacer controles que a veces hacen los técnicos. Eso demuestra que hay una vocación e interés en resolver los temas", describió.

La relación no es la misma con el resto de los organismos estatales, y sumándose en parte a lo expresado por Pizzone, Guerra agregó, "cuando se pasa a esfera política, es más difícil llegar a posiciones consensuadas. Somos esperanzados y creemos que finalmente va a primar la cordura, porque hablamos de muchas cosas pero nos olvidamos del hombre: en la actividad minera trabajan seres humanos, familias, con tradiciones con sentimientos, creo que eso es fundamental".

Comentá la nota