San José: Marcial prepara gabinete y auditorías

El concejal estará al frente del Ejecutivo por la suspensión de la intendenta Mónica Hernández.
E l edil oficialista Rosario Marcial, ungido por sus pares como reemplazante de la intendenta kirchnerista de San José, Mónica Hernández, asumió con todo el rol de nuevo titular del Ejecutivo de esa localidad del departamento Santa María. Apenas desalojaron a la jefa comunal, quien resistió por más de dos semanas, atrincherada en la Intendencia, la suspensión dispuesta por el Concejo Deliberante, está tomando una serie de decisiones que apuntan a garantizarse el control de la comuna.

Como primera medida, cambió cerraduras en el municipio y pidió a los colaboradores de Hernández una serie de informes, mientras avanza en la conformación de un nuevo gabinete, a pesar que la suspensión de la intendenta es en teoría por 60 días. Además, confirmó que iniciará auditorías para determinar el destino de los millonarios fondos que Hernández recibió por varios conceptos.

De acuerdo a lo que Marcial había adelantado apenas se cumplió la orden de desalojo, pondrá bajo la lupa la gestión de la jefa comunal, y brindará informes a la población.

"Quiero mostrar a la gente de San José cómo se estaba manejando los recursos financieros del municipio", dijo.

Aunque todavía baraja nombres de personas que lo acompañarán en la administración, adelantó que pidió a la ex concejal oficialista Ana Nieva que se incorpore al equipo de gestión.

Conflicto

La situación en San José sumó elementos de conflicto por la salida de seguidores de Hernández a la calle, exigiendo la vuelta de la intendenta al cargo. Mientras tanto, está pendiente de resolución en la Corte de Justicia del conflicto de poderes que el abogado de la jefa comunal planteó.

Este recurso no impidió que el juez Julio César Acuña allanara la sede municipal y desalojara a Hernández, quien sufrió una decompensación, y tuvo que ser sacada en camilla.

La acción tomada por los concejales, que tiene un capítulo similar en Recreo, fue motivada por el supuesto gasto irregular que habría hecho la intendenta de los fondos que recibió por regalías mineras.

Puntualmente, los ediles la suspendieron porque en rendiciones de cuenta correspondiente a 2006, 2007 y 2008, se observaron gastos de regalías, sin que existieran las obras correspondientes, sin documentación respaldatoria y sin que esos fondos fueran reintegrados con posterioridad a la cuenta de fondos mineros del municipio.

Esto motivó el inicio de juicio político, que terminó en la suspensión de Hernández.

Comentá la nota