José Gabriel Erreca asume hoy como intendente hasta 2011, en reemplazo de Juan Carlos Simón

José Gabriel Erreca asume hoy como intendente hasta 2011, en reemplazo de Juan Carlos Simón
Después de 14 años Bolívar cambiará de manos. Si bien Erreca fue segundo de Simón al menos en los últimos 10 (los primeros 4 fue el recordado Carmelo Salonia), muchos afirman que son distintos. Quienes afirman que es la continuidad de lo que hubo hasta el momento, desde hoy tendrán la posibilidad de ratificarlo o rectificarlo.
El escenario no le será extraño al escribano José Gabriel Erreca, porque hoy asumirá como intendente y se dirigirá a la comunidad y a las autoridades presentes desde el recinto del Honorable Concejo Deliberante, ese que conoce a la perfección por haber pasado por el legislativo durante casi una década (salvo su paso por la secretaría de Gobierno).

Erreca, como muchos, sa-be que los bolivarenses esperaban un cambio. Salamanco estuvo cerca de producirlo hace dos años y se quedó cerca; aunque en realidad gran parte de la ciudadanía quería que la continuidad de Simón fuera él, porque lo conocen, saben de su perfil, de su preparación, su trato para con la gente. Para muchos es una versión mejorada de Simón; para otros es una versión muy mejorada del intendente que se despide.

Otro Erreca intendente

Domingo José Erreca, abuelo de José Gabriel, fue intendente de Bolívar. Dice el libro Memoria, de Oscar C. Cabreros que «el 1º de mayo de 1958 el comisionado municipal León Larregle firma el acta de transmisión de mando a Domingo Erreca, quien ejerció hasta el 29 de abril de 1962 cuando fue reemplazado por el comisionado del gobierno militar que dio el golpe, Jorge Manuel de la Serna.

Hoy otro Erreca llega al sillón principal de la Belgrano, transformando el hecho en único en la historia de la ciudad en que dos personas del mismo apellido, y además integrantes de una misma familia, llegaron a semejante logro.

Mucho se dijo sobre el apoyo familiar que tenía José Gabriel para su participación en política, algunos manifestaban por lo bajo que en su círculo íntimo preferían que siguiera con la profesión de escribano, exitosa por cierto, es desmedro de la carrera política que hasta acá había hecho.

Algo está claro, si José Gabriel no tuviera el apoyo familiar, hoy no estaría a las puertas de asumir. Vaya esfuerzo familiar que hubo para que pudiera dedicarse de lleno, que hasta su esposa se recibió de escribana para poder seguir adelante con la profesión de su esposo y el estudio de Almirante Brown y Samiento para que éste asuma con el mandato popular.

Un intendente distinto

Por varias cuestiones uno imagina que Erreca será distinto que Simón. Acá no se pretende hacer un juicio de valor, no comparar a uno con otro, ni dejar entrever que uno es mejor que otro, sino que simplemente son distintos, y José Gabriel al parecer tendría un gobierno diferente al de Juan Carlos.

¿En qué puede estar la diferencia? En varias cuestiones. Hay una que es fundamental, y es que Erreca es de otra generación que Simón, y eso ya los hace distintos. Pero en el accionar diario también son distintos.

Una de las diferencias que se ven a simple vista es el trato y manejo que tiene Erreca de la prensa, lo cual vivimos de cerca quienes trabajamos en los medios de comunicación.

Otro aspecto que lo pinta de cuerpo entero es su participación en el equipo de fútbol que el gremio ATRA-MUBO presentó en el Torneo de los Barrios. Simón los recibió sólo una vez, y con Erreca comparten vestuario en Independiente.

Un intendente querido

Si uno mide hoy la imagen positiva de Erreca, debe ser de los políticos que más quiere la gente de Bolívar. Es cierto que hay que dejarlo andar para verlo trabajar; pero de entrada ya ingresa bien.

Erreca no tiene oposición en ninguna de las instituciones intermedias. El fin de semana estuvo en la cena de fin de año de la Sociedad Rural, votó como socio en la elección que consagró a Luis Leonetti como presidente, y hasta se habla de algún representante del sector autoconvocado para su futuro gabinete.

Lo mismo ocurre con la Cámara Comercial, con la Cooperativa Agropecuaria, la Cooperativa Eléctrica, no hay oposición en las instituciones, eso es un puntazo a favor para quien comienza.

Ahora un escribano

Bolívar, desde 1983 a la fecha, por tomar el período democrático, ha tenido intendentes de distintas profesiones.

Carretero era ingeniero, Ruiz abogado, Reina veterinario, Simón abogado, y ahora llega un escribano.

Por el trabajo que tiene su escribanía, Erreca tiene experiencia en eso de atender gente con distintos asuntos. Es cierto que ahora le llegarán más reclamos que cuestiones de otra índole; pero seguramente no será un escollo en esta función para la que se ha venido preparando desde tanto tiempo atrás.

Un concejal intendente

Carretero no tuvo chances, porque comenzó con el período democrático; pero Julio Ruiz, por caso, fue concejal después de haber sido intendente. El caso de Reina y el de Simón son similares al de Erreca, porque llegan a la primera magistratura comunal luego de haber pasado por el legislativo.

Por la relación que tiene Erreca con la actual composición del Cuerpo y con la que viene, que no será muy distinta, es de suponer que el diálogo que tantas veces reclamaron los ediles del Ejecutivo, con el escribano lo tendrán.

El próximo Ejecutivo

Si bien hay varios nombres en danza, todavía no hay nada confirmado. El propio Erreca le dijo a LA MAÑANA que el próximo viernes en conferencia de prensa dará a conocer quiénes siguen y quiénes son las nuevas caras de su Departamento Ejecutivo.

Según el escribano tendrá una reunión de trabajo con su Ejecutivo por la mañana temprano, y luego ante los medios se lo presentará a la comunidad. Habrá que esperar un día más.

Suerte

Poco después de las 12.30 horas Erreca se transformará en intendente y tendrá plenas facultades para manejar Bolívar por primera vez (en los interinatos que reemplazó a Simón estuvo muy controlado).

Si bien la frase es rema-nida, si le va bien a Erreca nos irá bien a todos los boli-varenses, por lo que desde esta páginas se le augura la mejor de las gestiones.

Quienes lo conocemos de años, no sólo de la política, sino desde el ámbito educativo, podemos dar fe de que sigue siendo el mismo de hace 15 años a la fecha, con años de más, pelos de menos y munido de experiencia; pero sigue siendo el tipo educado y atento que siempre tuvo lugar para atender cualquier consulta, y eso es digno de reconocerle.

Por todo lo que ha hecho para prepararse, por cómo ha sabido manejarse en situaciones difíciles en el Concejo, no caben dudas de que está preparado para ser intendente y llevar el cargo adelante con éxito. De ahora en más, depende en gran parte de él. Suerte.

Comentá la nota