José Eseverri dio algunas precisiones tras la reunión con los vecinos No se me ocurriría darle órdenes a la policía, hay que respetarla

Para José Eseverri "no hay cambios organizacionales y actitudinales de un día para el otro". Así habló para la 98 POP a la mañana siguiente del encuentro con los comerciantes que reclaman mayor protección. Y defendió la labor de los integrantes del Consejo Municipal de Seguridad.
El intendente José Eseverri asegura que "el problema en la Provincia ha sido la falta de políticas". Y consideró que a pesar de los veinticinco años transcurridos desde la recuperación de la democracia, éste es un país acostumbrado a "las antinomias, a pelearse todavía por Sarmiento o Rosas o entre peronistas y antiperonistas". Así lo analizó en la 98 POP ayer a la mañana en una entrevista en la que insistió en que "los argentinos nos tratamos muy mal, vivimos agrediéndonos y siendo intolerantes entre nosotros. Hace un tiempo escuché a (el ministro uruguayo Pepe) Mujica diciendo que los argentinos tienen que quererse más".

Estos conceptos los volcó a la mañana siguiente de haber sostenido un encuentro con un grupo de comerciantes del que hizo partícipe al Consejo Municipal de Seguridad. Una reunión que desde el vamos implicó descomprimir una situación que podía complicarse si los ánimos de los vecinos que protestaban no eran atemperados. El reclamo que volcaban era que creían que Eseverri tenía que "ponerse a la cabeza del reclamo". Tras el diálogo que lograron entablar por casi dos horas, el mandatario dijo que "no es la primera vez que me reúno. Uno entiende que la gente que es víctima o que siente que puede serlo mañana, puede sacar lo peor de sí. Pero es razonable que esté enojada porque esperan una respuesta que el Estado no da. Pero -aclaró- si no nos entendemos desde la razón sino protagonizando frases que suenan bien para algunos pero no llevan a ninguna solución, se hace muy complicado todo".

El reclamo fundamental de los comerciantes -representados por Julián Abad, de la Cámara Empresaria; Iris Migliavaca, que tiene un negocio en la calle Necochea; y Eduardo Martínez, carnicero- era que José Eseverri asumiera el reclamo y que convocara a algún funcionario provincial ante quien harían una suerte de pueblada.

José Eseverri calmó ánimos a partir del diálogo y de escuchar los requerimientos. Y -explicó a la columnista Silvana Melo, a cargo de la entrevista- que "les explicamos que no éramos desconocedores del tema. Que hace cuatro años tenemos un consejo integrado por gente de lugares como la Cámara Empresaria o la Sociedad Rural, donde ellos mismos se reúnen. Y sirvió también para que los representantes de la Cámara y de la Sociedad Rural den una explicación".

Acerca de ese organismo indicó que "creo que hay que ser justos con la labor de los vecinos que cumplen su labor ahí. Básicamente es un espacio de acercamiento entre las fuerzas y los vecinos sobre mecanismos de prevención. Es un sustituto de lo que quisieron ser los Foros (de Seguridad). Conocen cómo se organiza la fuerza y asignan así los recursos con que se cuenta. Básicamente los foros funcionan así, con representantes de sociedades de fomento, de cámaras empresarias. Hoy tal vez no haya municipio con mayor cantidad de foros que San Isidro y es el lugar con mayor inseguridad. A mí no se me ocurriría dar órdenes a la policía porque creo que hay que ser respetuosos de la policía. Y hay que empezar a entender que la policía tiene que adaptarse permanentemente. Si te roban tres veces en la misma calle hay algo que pasa y, por lo tanto, hay que cambiar la estrategia".

Acerca de cuestionamientos a la fuerza volcados en el encuentro, José Eseverri respondió que "es obvio que en la reunión hubo expresiones de ese tipo. Se criticaron cuestiones actitudinales de la policía, que se juntan cinco móviles en un lado o se mandan mensajes de texto mientras están en una esquina". Aunque a la hora de hablar de aspectos de fondo dijo que en los finales de la década del 80, lo más grave que podía ocurrir se ligaba, por ejemplo, al robo de un pasacasete. "Después, a medida que pasa el tiempo, va creciendo la idea de que hay delitos que no hay que perseguir porque hay otros más graves. Entonces el problema en la Provincia ha sido la falta de políticas. Ha habido vaivenes y no hubo continuidad. Hoy tenemos una policía con posibilidad de acceso a capacitaciones en el exterior o a que venga gente de mucha formación a capacitarlos. Yo no soy escéptico y creo que tenemos una tarea de largo plazo. No hay cambio organizacional ni actitudinal de un día al otro. Un médico no se forma de un día para el otro. Un investigador tampoco".

Comentá la nota