José Alperovich, complicado con la OIT

José Alperovich, complicado con la OIT
Profesionales de la salud de Tucumán denunciaron ayer al gobierno provincial de José Alperovich ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) por " violación de derechos sindicales y laborales.
Profesionales de la salud de Tucumán denunciaron ayer al gobierno provincial de José Alperovich ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) por " violación de derechos sindicales y laborales", en el marco del conflicto por aumentos salariales y mejoras laborales que llevan adelante desde hace dos meses.

La denuncia fue presentada ante la sede de la OIT en la Ciudad de Buenos Aires por la Mesa de Coordinación de los Autoconvocados de la Salud de Tucumán, integrada por Jorge Ramaciotti y Adriana Bueno, y el titular de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud (FESPROSA), Jorge Yabkowski.

"Denunciamos al gobierno de Tucumán por declarar ilegal la huelga de profesionales de salud a pesar de que las medidas se tomaron en asambleas y fueron avaladas por la federación", dijo Yabkowski en alusión a la media dispuesta por el gobierno que conduce José Alperovich el 20 de agosto.

El dirigente afirmó que "la denuncia también fue realizada porque descontaron hasta el 70 por ciento del sueldo a 800 trabajadores que hicieron paro y porque denunciaron a los profesionales por abandono de pacientes, con el objetivo de amedrentarlos".

"Todo esto es un atentado a la libertad sindical", consideró Yabkowski, y dijo que los profesionales de la salud de Tucumán "llevan 8 semanas de paro sin ofertas para superar el conflicto". En ese sentido, manifestó que "las acciones del gobierno son violatorias de los convenios del país con la OIT" y sostuvo que "las denuncias serán giradas el jueves a Ginebra (Suiza) donde serán analizadas".

"Después de estudiarlas, la OIT debe expedirse sobre el tema", explicó el dirigente, y dijo que "si el organismo considera que hubo violación de los derechos sindicales y laborales deberá sancionar al gobierno provincial".

Profesionales de centros de salud públicos de Tucumán realizan un paro por tiempo indeterminado desde hace 10 días, en el marco del conflicto que iniciaron hace dos meses en demanda de mejoras salariales y laborales.

En ese contexto, los profesionales sólo cumplen la atención de guardias y urgencias. Yabkowski manifestó que "esta denuncia es importante porque la OIT es la autoridad de aplicación en estos casos y esperamos que la resolución de la Comisión de Libertad Sindical impacte y revierta la actitud discriminatoria que adoptó el gobierno de Alperovich".

Asimismo, recordó que en una asamblea interhospitalaria que se realizó el viernes en el Hospital Avellaneda de la capital provincial los autoconvocados "insistieron en su voluntad negociadora, y solicitaron nuevamente la intervención de buena voluntad del arzobispo de Tucumán, monseñor Luis Villalba".

Comentá la nota