Jornadas Constructores de la Sociedad Rozas:

El ex gobernador disertó en las jornadas organizadas por la Comisión de Justicia y Paz. Reclamó acciones para combatir “la eterna postergación” que se sufre en esta parte del país y destacó el rol de la dirigencia. “Los dirigentes debemos promover una ética del diálogo sobre una actitud de confrontación permanente”, sostuvo.
Bajo el lema “Hacia un Bicentenario en Justicia y Solidaridad” se llevó a cabo la tercera jornada de Constructores de la Sociedad organizada por la Comisión de Justicia y Paz del Arzobispado de Resistencia presidida por el Presidente de Justicia y Paz Sergio Tonetti y que contó con la participación del presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral social Monseñor Jorge Casaretto, el Arzobispo de Resistencia Monseñor Fabriciano Sigampa, Leonardo Chullmirl, integrante del Foro Habitante Ciudadano de la AMIA, representantes del Ejecutivo Provincial, diputados y senadores provinciales y nacionales, intendentes y demás representantes de distintos sectores de la comunidad.

El ex gobernador de la provincia Angel Rozas fue especialmente invitado a reflexionar sobre temas que hacen a la realidad nacional y provincial y la posibilidad de desarrollar políticas articuladas entre ambos ámbitos que permitan revertir la condición de postergación histórica de las provincias que componen el Norte Argentino, haciendo especial referencia a la provincia del Chaco.

Rozas planteó las necesidades inmediatas que deben tenerse en cuenta para revertir la eterna postergación que se sufre en esta parte del país. “Deben plantearse temas como la desigualdad en el reparto de los ingresos que ocasiona graves desequilibrios económicos y sociales, buscar el financiamiento para el desarrollo de estructuras que se conviertan en el eje central de una estrategia para el desarrollo de las regiones” y destacó la importancia de la actitud dirigencial.

“Lo que hagamos los dirigentes en el futuro es muy importante, debemos promover una ética del diálogo sobre una actitud de confrontación permanente , la confrontación por la confrontación misma, desterrar eso de que una idea derrota a la otra y empezar de nuevo todos los días, que todo lo que hizo el otro no sirve y empezar de cero , es imprescindible mas allá de los debates que son la riqueza de la democracia, es fundamental no confundir visiones diferentes con confrontación permanente, ni confundir con el avasallamiento de unos sobre otros “ dijo.

Haciendo un análisis global de la situación del país y la provincia en cuanto a la deuda social tomando como referente de superación la integración regional y una profunda reforma política y el estado, Rozas señaló que “ Entiendo que frente al avance de la crisis internacional dos cuestiones son fundamentales de proteger, la producción y el trabajo y para ello es necesario luchar para que desde los sectores de poder y decisión tengan una mirada de comprensión y acompañamiento para dar sustentabilidad y consolidación a las economías regionales, es importante otorgar incentivos permanentes a la producción agropecuaria y sustituir las retenciones por gravámenes que permitan ser coparticipables a las provincias que producen la riqueza y en otros casos segmentar las retenciones para beneficiar a los pequeños y medianos productores, porque se debe comprender que la Argentina es un país cuya economía inicialmente esta basada en la producción agropecuaria y desconocer la importancia de este sector es desconocer uno de los peldaños escenciales de la riqueza nacional y creo que no se la ha dado la importancia que tiene, lo que ha traído aparejado el despoblamiento del campo, el traslado de la familia rural a las ciudades ha provocado enormes problemas económicos al país y a las regiones, problemas de viviendas, salud, educación”

Al respecto recordó que “hace poco asistimos a un conflicto del campo con el gobierno central por las retenciones agropecuaria y eso creo puso al descubierto la ausencia de políticas federales para desarrollar el país, un conflicto puntual que arrancó por el reclamo de un tema puntual puso al desnudo un problema de antaño que viene arrastrando la Argentina que es la falta de políticas federales para desarrollar un país armónico en lo político , económico y social “ y añadió que: “En la Argentina de hoy el federalismo es la exigencia de primer orden de la sociedad, una de las condiciones necesarias junto a la de reconstruir de la democracia, para combatir la pobreza y la desigualdad, no se comprende que el federalismo tenga votos y carezca de recursos”.

En relación a las desigualdades entre una Argentina del centro, rica y próspera y un norte postergado Rozas dijo que “La coparticipación le extrae a la provincia la riqueza generada en su región , la Nación se queda con el 77% de los recursos y reparten a las provincias sólo el 23%, por eso no podemos postergar mas una política de distribución que ponga fin a la postergación de las provincias con mayor atraso “ y remarcó que “sólo con nuevas fuentes de trabajo se eliminarán las demandas del asistencialismo , no hay peor pronóstico para un país que tener muchos jóvenes que no estudien, por eso hay que generar nuevas empresas, inversión en programas de formación profesional y ocupacional, subvenciones directas para creación de puestos de trabajo y bajar los costos de contratación de personal en las regiones mas de mayor atraso”.

Manifestó que “pensamos en el bicentenario en un país y el Chaco del mañana creo que es absolutamente imprescindible fijar las reglas para que podamos desarrollar un país armónico, el país esta fragmentado y seguirá así mientras no tengamos instrumentos que nos den permanencia y terminemos con lo que yo denomino soberanía alimentaria , no hay inversiones si no hay agua, además de ser vital para la dignidad humana, el Chaco no tienen agua para su gente menos para la producción y la industria, el acueducto no nos debe dividir, con el acueducto solucionamos el 60% de los problemas , necesitamos el gasoducto del nordeste, sabemos que se esta avanzando, necesitamos energía competitiva, necesitamos el ferrocarril, sino no, no podemos competir con el resto del país para sacar nuestra producción granaria a precios competitivos” y concluyó: “La reparación histórica que sueño para el Chaco y la región significa cambiar la matriz del desarrollo en la región, ese es mi sueño”.

Comentá la nota