En una jornada volátil, los temores siguen pesando sobre Wall Street

La bolsa neoyorkina opera con constantes subas y bajas; las plazas europeas recortan pérdidas; las principales bolsas asiáticas se desplomaron
El impulso por las buenas noticias provenientes de la compañía tecnológica Hewlett Packard, que este mediodía difundió resultados superiores a los esperados, no alcanza para consolidar la permanencia de los principales indicadores de la bolsa de Nueva York en terreno positivo, luego de una apertura con pérdidas.

Momentáneamente, el Dow Jones sube 1,12%, mientras que el índice Nasdaq avanza un 0,53 % y el más abarcativo Standard & Poors 500, trepa 1,54 por ciento.

La compañía Hewlett Packard, que tiene previsto anunciar sus resultados definitivos el próximo 24 de noviembre, adelantó que en su cuarto trimestre fiscal tuvo un beneficio neto por acción de 84 centavos, un 4% más que en igual período del año anterior, cuando ganó 81 centavos por título.

Si se excluyen partidas especiales, HP ganó en su cuarto trimestre fiscal 1,03 dólares por acción, lo que supone un incremento del 20% si se lo compara con el mismo trimestre de 2007, cuando ganó 86 centavos por título.

La compañía con sede en Palo Alto (California) también adelantó que en su cuarto trimestre fiscal facturó 33.600 millones de dólares, un 19% más que en el mismo período del año anterior, en que ingresó 28.300 millones de dólares.

Recorte en Europa. Más temprano, el desplome de Wall Street en la víspera y el temor a una recesión mundial, afectaba con grandes pérdidas a las bolsas europeas, pese a los acuerdos adoptados el pasado fin de semana en la cumbre del G20.

Tras el comienzo de operaciones en Wall Street, los principales indicadores de Europa comenzaron a recortar pérdidas. El FTSE inglés pierde un 0,68%, mientras el alemán DAX, el más importante del Viejo Continente, cae un 0,84%. En tanto, el parisino CAC 40 pasó a ganar 0,34%. El Ibex madrileño retrocede un 1,69%.

Esta mañana volvieron a surgir datos sobre la economía estadounidense. Esta vez, relativos a los precios de producción, que registraron una caída del 2,8% en octubre, un nivel récord desde que se elaboran estas estadísticas (1947), según anunció hoy el departamento de Trabajo de ese país.

El retroceso se explica por las bajas en los costos productivos de la energía y de los alimentos.

Esta cifra, negativa por tercer mes consecutivo, resulta muy superior a las previsiones de los analistas, que contaban con una reducción de 1,8 por ciento.

En septiembre, los precios de producción habían cedido 0,4% y en agosto 0,9%. Aunque en términos anuales, se registra una suba del 5,2%.

En Asia. Las bolsas de valores asiáticas cerraron hoy con pronunciadas pérdidas. El índice Nikkei de la bolsa de Tokio, la principal de Asia cayó un 2,28%. El índice Topix, más amplio, retrocedió un 1,77%. En Seúl, el Kospi, retrocedió un 3,9%.

El principal promedio de China, el Shanghai Composite Index, se desplomó un 6,31%. Una caída similar registró el Shenzhen Composite Index, más pequeño, después de que los inversores retiraran los beneficios obtenidos la semana pasada.

El índice ASX del mercado de valores de Australia perdió un 3,5%. El principal índice de la bolsa de Filipinas cedió un 3,42%.

El petróleo, en baja

El petróleo sigue perforando barreras y los anuncios de recortes en la producción no logran hacerlo despegar. Los temores de una recesión prolongada las potencias económicas del mundo y la baja en la demanda siguen presionando sobre los precios, hacen que hoy el crudo vuelva a caer, en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), por debajo de los 55 dólares por barril.

Al promediar la rueda en el Mercado de Futuros de Nueva York (Nymex), el barril de crudo WTI para entrega en enero se vendía a 55,16 dólares, 21 centavos menos que en el cierre de ayer. A poco del cierre de las operaciones en Londres, el barril de crudo del tipo Brent del Mar del Norte retrocedía 32 centavos respecto del cierre último y se cotizaba a 52,63 dólares

El cierre de ayer en 54,95 dólares, tras una pérdida de US$ 2,09, fue la cotización más baja desde enero de 2007. Los precios acumulan una caída de alrededor de 62% desde su récord máximo de 147,27 dólares a mediados de julio.

"El nivel de los 55 dólares ha encontrado algo de apoyo", dijo a la agencia AP el analista en energía Víctor Shum de la consultora Purvin & Gertz con sede en Singapur. "Pero la presión bajista continúa y podríamos aproximarlos a los 50 dólares", vaticinó.

La caída del crudo preocupa al presidente venezolano, Huzo Chávez, quién admitió: "Tenemos que irnos preparando porque esto es como un terremoto mundial. El precio del petróleo sigue cayendo, está ya por debajo de 50 dólares, cuando hace tres meses estaba en 140 (dólares). Por esa vía nos va a afectar la crisis mundial".

Comentá la nota