Jornada de ATE por mejoras salariales.

La Asociación Trabajadores del Estado de Mendoza (ATE) instaló ayer una carpa en la explanada de Casa de Gobierno para realizar una jornada de protesta en defensa de mejoras salariales, del mismo modo en que se llevó a cabo en todo el país, y que en Mendoza derivará el 7 de setiembre en un paro y movilización que confluirá en el Km cero de esta ciudad y del que participarán los diferentes gremios estatales.
"Aquí están en juego la salud, la educación, los salarios y es imprescindible poner fin a la pobreza", señalan en ATE, donde el reclamo puntual es el blanqueo salarial, el cobro de aumento para los contratados y un nuevo incremento en sus haberes.

De ahí la mención que se está haciendo de un futuro plenario general destacando que reclamarán el blanqueo salarial que se comprometió a hacer el Gobierno en octubre en base a las paritarias realizadas en abril y retroactivas a marzo.

El clima imperante ayer frente a la Casa de Gobierno giraba en torno de este tema, ahondado a causa de "una desigual distribución de la riqueza", del "deterioro salarial generado por el aumentos de tasas de servicios" que, como lo señalaban en esta jornada de protesta, "recae sobre los que menos perciben".

Asimismo, advirtieron sobre los incrementos que se registran en los productos básicos y el consecuente aumento del número de pobres que estas situaciones están provocando.

Reconocen la escasez de recursos provinciales y las dificultades que ello implicará para obtener los incrementos salariales. De ahí que, como lo destacó la dirigente de ATE, Raquel Blas, "hay que recuperar recursos que legítimamente corresponden al Estado provincial".

Blas cuestionó a gobernadores y legisladores nacionales "que no se mueven para que se haga justicia con las provincias en materia de distribución de los recursos nacionales y sólo se limitan a mendigar".

Indicó que "cuando se descentralizaron los servicios educativos y de salud a las provincias, no se hizo lo mismo con los recursos correspondientes", e indicó además que hay impuestos que no se coparticipan al igual que ocurre con fondos como los ATN. Todo ello sin sumar la distribución en materia de retenciones y regalías que consideran injusta para las provincias.

Puntualizó que frente a esta situación es necesario que se discuta un nuevo pacto fiscal

Comentá la nota