Jorge vetó una ley y protege a las empresas que no cumplen.

Corrupción: el diputado Bergués advirtió que “no queremos un sistema en que sea el Ejecutivo el que discrecionalmente pueda ’matar’ o ’perdonar’ a cada empresa por sus ’culpas’, porque ello puede generar un sistema de corrupción”.
El gobernador Oscar Mario Jorge decidió vetar la ley que establecía que las empresas incumplidoras de los contratos con el Estado no podrían participar en nuevas licitaciones. El diputado radical Julio Bergués, uno de los autores de la iniciativa ahora anulada, dijo que el gobernador busca aplicar “decisiones discrecionales”.

La decisión de Jorge va a tono con las declaraciones que hizo días atrás, cuando afirmó que no era su intención “castigar” a las empresas. “¿Qué quieren, que los fusilemos?”, se preguntó en referencia -por ejemplo- a INARCO, la firma que construye el frustrado megaestadio.

El gobernador vetó la Ley 2.467 que preveía la suspensión de las empresas que incumplan los contratos con el Estado.

“Los argumentos utilizados para vetar la Ley 2.467 denotan que el titular del Poder Ejecutivo pretende tener en sus manos la decisión discrecional de a qué empresas sanciona ante incumplimientos y a cuáles ampara y encubre pese a los incumplimientos”, se quejó Bergués.

Según su parecer

La Cámara de Diputados, en base a un proyecto del Frente Pampeano y consensuado en la comisión respectiva, sancionó esa ley, por la cual se incluía en la Ley de Obras Públicas como causal objetiva por las cuales se procedía a la suspensión en el Registro Permanente de Licitadores a las personas o aquellas empresas que tengan demoras en la iniciación, ejecución o terminación de las obras públicas, por motivos imputables a las mismas. También se imponía a las empresas que a la firma de un nuevo contrato acrediten no encontrarse excluidas o suspendidas de dicho Registro.

“El señor gobernador rechaza la ley, proponiendo que sea el Poder Ejecutivo quien según su parecer y según la empresa a sancionar disponga dicha suspensión, cuando exista atraso en las obras. Debemos recordar en este punto a las empresas ’Sol Obras’ Polideportivo de Ataliva Roca y viviendas deficientes-, ’Inarco’ y el megaestadio”, ejemplificó el diputado radical.

Con respecto a INARCO, “de las palabras del gobernador surge que no habría ningún problema en continuar adjudicándole distintas obras en la provincia”.

“De haberse promulgado la Ley 2.467 tal cual fue sancionada por unanimidad en la Cámara de Diputados, dicha empresa debería ser suspendida automáticamente del Registro Permanente de Licitadores hasta tanto termine la obra que se encuentra inconclusa por causales inherentes a la propia empresa”, planteó el legislador.

Comentá la nota